El “Centro Latino Israel” de Tzfat atrae al público hispano a la capital mundial de la Cábala

Post thumbnail
El poblado de Tzfat, el más alto de Israel ubicado a lo alto de los montes de la Galilea, es conocido ya como la “capital universal de la Cábala”. Esta disciplina, considerada una sabiduría mística milenaria que combina elementos religiosos y espirituales, atrae a decenas de miles de feligreses y turistas –judíos y no judíos- a este pintoresco enclave.

Si bien en el casco antiguo -famoso por sus estrechas callejuelas repletas de galerías de arte, históricas sinagogas o centros de estudios cabalísticos- había abundante información histórica y teológica en inglés, existía una evidente carencia para el público de habla hispana, cuyas cifras de visitantes aumentan cada año.

Ese fue el motivo del nacimiento del Centro Latino Israel: “el objetivo es situar a Tzfat como el centro mundial de la espiritualidad y la cultura judía, unido al contexto histórico del lugar, y hacerlo a través de actividades turísticas y educativas, así como la creación de una comunidad para los inmigrantes de habla hispana en la zona”, explicó a Aurora el rabino Eyal Riess, fundador del proyecto.

Riess tiene larga experiencia en el lugar: lleva 15 años en el Centro de Cabalá de Tzfat, donde se hacen eventos de todo tipo y por donde pasan hasta 50.000 personas al año. “La Cábala es una parte de la cultura judía y de la Torá, pero hoy día tiene un interés enorme fuera del público judío. Varias celebridades se encargaron de esto”.

El rabino contó que Luis Fonsi “recibió la inspiración para escribir “Despacito” aquí. Estuvo en mi casa hace cuatro años, y pidió que su mujer quedara embarazada y éxito en su carrera. Las dos cosas pasaron”.

El rabino Riess junto a Luis Fonsi y su delegación


“La ciudad de Tzfat está asociada al elemento aire, el único de los elementos que no se puede ver. Esto no es casualidad, Tzfat es la ciudad en donde floreció el estudio de todo lo que "no se puede ver" con el ojo físico,  el conocimiento de todo lo místico, abstracto, e incomprensible”, detalla el Centro Latino Israel en su página. Y esto es lo que pretende transmitir a las delegaciones de periodistas, embajadores o influencers que llegan a este rincón de la Galilea.

Según diversos investigadores, en Tzfat ha habido vida judía ininterrumpida durante los últimos 2.100 años. A este enclave montañoso llegaron reconocidos sabios y rabinos, como Iosef Caro, que huyó de Toledo (España) por el año 1492, cuando se ordenó la expulsión de los judíos sefardíes.

Los judíos llegaron aquí desde Turquía o los Balcanes, pero también Marruecos o Egipto. “Eso explica el acento universal del lugar, y también la atracción que despierta en los latinos”, dijo refiriéndose a que en las callejuelas del pueblo se habló mucho ladino (o judeoespañol), el idioma de los judíos expulsados de la península ibérica.

“Antes, los latinos venían aquí por unas horas o un día, pero ahora nos piden seminarios para quedarse aquí una semana, de países como Puerto Rico o Costa Rica”, afirmó Riess. Según dice, detectaron una falta de organización para actividad turística y espiritual en español, y por ello se decidieron hace ocho meses a abrir el centro.

El centro está ubicado en un bello edificio en el caso antiguo, donde se hallaron restos arqueológicos con 4.000 años de antigüedad, de la época de bronce.

Avi Roitman es el director del Centro Latino Israel. Nacido en Paraguay y desde hace una década en Tzfat, se ha dedicado a educar e inspirar a gente de todo el mundo, transmitiendo los conocimientos de las dimensiones más profundas del judaísmo, a través de clases, seminarios, y una diversa gama de actividades atractivas al público internacional de turistas latinos de todo el mundo, y al mismo tiempo por otro lado crear y unir a la comunidad de olim jadashim (latinos inmigrantes) generando actividades en el ámbito local.

Avi Roitman, director del Centro Latino Israel, con un grupo de visitantes en Tzfat


“Detectamos un incremento del interés por la espiritualidad, que es algo auténtico que tiene mucha trascendencia. Los primeros centros de estudio estuvieron en Girona y Guadalajara (España), y de ahí se fue extendiendo”, explicó Roitman. Ahora, el Centro Latino Israel tiene estudiantes de países como El Salvador, que incluso se apuntan a seminarios online.

Uno de los puntos fuertes es la organización de actividades para olim jadashim, los nuevos inmigrantes judíos llegados a Israel. El próximo 22 de mayo se celebrará en el Centro Latino Israel un evento público para la festividad de Lag Baomer, con actividades culturales, musicales y gastronómicas para familias latinas. Además, celebran barmitzvot y otro tipo de festejos tradicionales. Asimismo, tienen diferentes programas y seminarios que pueden durar desde una hora hasta varios días así como también paseos interactivos guiados por la ciudad de Tzfat.

“También nos dedicamos a la hasbará, explicando a embajadores de países como Colombia o Panamá sobre la realidad de Israel. Debemos recordar que estamos muy cerca de la frontera con el Líbano”, concluyó Roitman.

El Centro Latino Israel también busca alcanzar al público que no llega físicamente a Israel y para esto tienen también actividades online como webinars sobre diversos temas de interés para el público.



Programas especiales para mujeres

El Centro Latino Israel también tiene un programa para mujeres, dirigido por Nathalie Levy Riess, que promueve el empoderamiento femenino.

Nathalie es coach de espiritualidad, empoderamiento femenino,  autora, y guía de femineidad basada en la Cábala y espiritualidad judía. Nathalie enseña en webinars y ofrece sesiones privadas de empoderamiento de mujeres y parejas vía Skype, y viaja por el mundo dando charlas de diversos temas, como espiritualidad en la vida moderna, intimidad y relaciones de pareja.



 




Puede contactarse con el Centro Latino Israel por teléfono al +97246821771, por Whatsapp al +972542867708 y por e-mail a [email protected]

Además puede visitar su página web www.centrolatinoisrael.com o ir a su sede  en la dirección Alkabetz 28, Ciudad Vieja, Galería de los Artistas, Tzfat.