El “Acuerdo del Siglo” no será difundido antes de la festividad judía de Shavuot

Post thumbnailJason Greenblatt y Benjamín Netanyahu Foto: Kobi Gideon GPO
El enviado especial para el Oriente Medio, Jason Greenblatt, manifestó que el plan de paz de la Administración Trump, denominado el “Acuerdo del Siglo”, no será revelado hasta mediados de junio, después de la festividad judía de Shavuot (Pentecostés).

El mes pasado, se había reportado que el alto asesor de la Casa Blanca y yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, arquitecto del plan, consideraba revelar la propuesta después de que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, formara la coalición de Gobierno, tras triunfar en las elecciones y a continuación del mes de Ramadán, que finaliza a principios de junio.

“Una cosa no haremos, la Administración Trump no comprometerá la seguridad de Israel”, expresó Greenblatt en una entrevista ofrecida al canal Fox News.

Greenblatt también se refirió a un encuentro en la ONU que tenía como objetivo condenar a Israel por los recientes combates contra el grupo terrorista Hamás, que controla la Franja Gaza, y en los que fueron asesinados cuatro civiles israelíes. El encuentro de la ONU, en el que también ofreció un discurso el ministro de Exterior palestino, Riad al Malki, fue llevado cabo justo el 71 aniversario de la Independencia de Israel, con intenciones deliberadamente antagonistas, según Greenblatt.

“No soy un creyente de los boicots sino del compromiso… Es indignante llevar a cabo un encuentro como este sin referirse a los ataques contra Israel. Se trata de un organismo que no condenó a Hamás hace varios meses”, declaró al canal estadounidense.

Greenblatt lamentó también la actitud despreciativa de la Autoridad Palestina hacia el plan de paz, señalando que el rechazo daña a los ciudadanos comunes. “Es terriblemente frustrante para los palestinos comunes”, apuntó. “Me reúno frecuentemente con ellos y este es el mensaje que ellos me transmiten. Ellos entienden que tal vez no les gustan aspectos del plan pero están molestos por el hecho de que sus líderes están diciendo que ni siquiera lo mirarán. Me siento mal por el pueblo palestino”.

Greenblatt destacó que el plan incluye “todos los asuntos centrales” y contiene tanto las propuestas económicas como políticas. “Es un plan tanto político como económico”, puntualizó. “Una vez que todo el mundo haya leído y exprese su opiniones sobre el mismo, hay aún un largo camino hacia la firma de un acuerdo final y eso dependerá de la negociación entre las propias partes”