“El abrigo mágico de Yuval” libro infantil de Tzvia Dobrish

Post thumbnailDibujo de Lifshitz
El escritor Tzvia Dobrish Fried acaba de publicar por primera vez un libro infantil titulado “El abrigo mágico de Yuval” (Meil haksamim shel Yuval) cuyo contenido intenta conectar esta nueva generación del milenio con los valores de antaño. La autora dice: “El lugar de las abuelas de hoy es radicalmente diferente al de las abuelas con las que crecimos. Por un lado, los nietos son más críticos con los mensajes que transmiten y, por otro lado, las abuelas también dependemos de la información que ellos tienen”.

El libro cuenta la historia de la abuela de Yuval que persuade a su nieto en invierno para que use un abrigo mágico que ella misma le teje y que pone en los hijos de lana historias de dragones, leones, camellos, abejas y caballos salvajes, de modo que para fines del invierno los hilos que ya se están desenredando, pero las historias y los recuerdos permanecen. El libro muestra valores de tolerancia junto al aprecio y respeto por la abuela.

Tzvia agrega sobre su libro: “En la era actual, donde el ritmo de vida es rápido e intensivo y nuestros niños se ven afectados y tienen dificultades en lograr la satisfacción, los medios también están cambiando en consecuencia, por lo que vemos que cada vez más libros infantiles son de oraciones cortas e imágenes”.

La escritora Tzvia Dobrish Fried, (63 años) hasta ahora había publicado libros de diseño de gran éxito, y este es su primer libro para niños. Ella afirma que el mismo recuerda en su naturaleza a los libros con los que creció otra generación, pero con contenido adaptado a esta generación.

Lo más destacable es que el libro está ilustrado con docenas de dibujos mágicos del muy famoso artista israelí, el difunto Uri Lifshitz, quien los pintó para su hijo Nadav cuando era niño. A través de la historia se puede ver un nuevo ángulo de la abuela moderna, que ahora ya no trata a su nieto desde arriba, sino que incluso a nivel de sus ojos. Esta es una abuela que no se apresura a correr y comprar una prenda, sino a invertir y tejer para que pase de generación en generación (valor sostenible en una era de desperdicios).

Tzvia - Foto: Uriel