EEUU protege sus tanques con sistemas antimisiles israelíes

Post thumbnail
El Ejército de Estados Unidos ha comenzado a armar sus tanques con el sistema israelí “Trophy”, capaz de interceptar misiles antitanques, cohetes y otros explosivos.

El Pentágono, es decir el Departamento de Defensa de EE.UU., otorgó a la firma estadounidense General Dynamics Aerospace (GDA), un contrato inicial por diez millones de dólares para investigación, desarrollo y prueba con el objeto de reforzar los sistemas defensivos de sus tanques Abrams M1A2.

El plan del ejército norteamericano es equipar inicialmente con tecnología israelí una brigada blindada para 2019, que será desplegada antes que otras brigadas en sitios de crisis alrededor del mundo.

Mientras que aún no se ha aclarado como será distribuida la labor entre GDA y RAFAEL Advanced Defense Systems (la empresa israelí que ha desarrollado Trophy), se estima que el acuerdo alcanza el monto de 300 millones de dólares.

Estados Unidos raramente compra armas producidas en el exterior. Esta excepción se produce tras numerosas pruebas del sofisticado sistema de protección israelí y después de que los fabricantes norteamericanos fracasaran en desarrollar dispositivos similares de defensa.

El sistema Trophy ha tentado al ejército norteamericano en su actual forma dada sus capacidades probadas en el campo de batalla, tras haber sido colocado en el tanque Merkava IV del Ejército de Defensa de Israel.

La decisión también ha sido influenciada, por las preocupaciones norteamericanas, por el hecho de que Rusia ha equipado sus tanques con un sistema paralelo de defensa y podría venderlos a sus aliados: China e Irán.

“Solamente dos países han desarrollado y equipado hasta el momento un sistema de defensa para tanques, y uno de ellos es nuestro aliado”, indicó recientemente un general estadounidense al ofrecer su testimonio en el Congreso.

El Ministerio de Defensa israelí y RAFAEL ya están trabajando en la nueva generación del sistema. Paralelamente, se espera que los estadounidenses adquieran el sistema equivalente de las Industrias Militares Israelíes (IMI Systems), “Iron Fist” (Puño de hierro), para sus vehículos blindados de transporte de personal o carros de combate pesados.

RAFAEL presentará en Estados Unidos, la semana próxima, una versión del sistema de protección Trophy para vehículos blindados ligeros y una posición de disparo por control remoto, que ahorra la necesidad de cargar externamente las municiones durante el combate, algo que pone en peligro la vida de los soldados.