EEUU pide un frente fuerte contra Irán, el "único gobierno" que niega Holocausto

Post thumbnailMike Pence Foto: Casa Blanca vía Twitter
El vicepresidente de Estado Unidos, Mike Pence, pidió hoy "hacer un frente fuerte" contra Irán, al que acusó de ser "el único gobierno" que "niega el Holocausto" y que amenaza con "borrar a Israel del mapa".

Pence remarcó hoy en el Quinto Foro Mundial del Holocausto su compromiso en la lucha contra el antisemitismo y "el vínculo" de EE.UU. con el pueblo judío e Israel ante más de cuarenta líderes mundiales reunidos para conmemorar el 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwirtz-Birkenau.

"Hoy nos reunimos casi 50 naciones en Jerusalén para decir con una sola voz: nunca más", agregó Pence, que destacó que su país apoyó a Israel desde su fundación en 1948, y apeló a "la solemne obligación de recordar, de no permitir que se olvide la memoria de los que murieron en el Holocausto".

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, reivindicó el papel de la Unión Soviética en la lucha contra el nazismo y recordó su contribución para poner fin al "asesinato sistemático" de judíos, "una de las páginas más oscuras de la historia moderna".

Putin aseguró que la Unión Soviética pagó "un precio muy alto" en la lucha contra el nazismo, y que no se debe olvidar "a los colaboracionistas", a los que tachó de "sinvergüenzas".

El presidente francés, Emmanuel Macron, destacó ver a tanto países reunidos, especialmente europeos, que combatieron en la Segunda Guerra mundial.

"Poder entendernos, nunca olvidar, jamás dividirse, esa es también nuestro lección y nuestra enseñanza", afirmó.

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, se presentó "con la pesada carga histórica de la culpa" y aseguró que le gustaría "poder decir que los alemanes han aprendido de la historia", pero alertó de "la extensión del odio", al que se refirió expresamente "cuando niños judíos son escupidos en el patio de la escuela y el antisemitismo crudo aparece bajo el disfraz de crítica a la política de Israel".

El príncipe Carlos de Inglaterra fue otro de los líderes internacionales que intervinieron en el evento con un discurso más humano y menos político, en el que apeló a "la tolerancia y al respeto" y remarcó la importancia de que tantos líderes se reunieran en Israel. EFE