EEUU invita a Israel a la conferencia de Bahréin sobre los palestinos

Post thumbnailManama, Bahréin Foto: Wadiia Wikimedia CC BY-SA 4.0
Washington invitó a Israel a participar en la conferencia que patrocina el secretario de Estado, Steven Mnuchin, para la paz en Oriente Medio y que tiene previsto llevarse a cabo el 25 y 26 de junio en Manama, capital de Bahréin, señala un reporte del Canal 13 de la televisión israelí.

El canal cita a una alta fuente de Jerusalén indicando que la invitación está en ruta a través de los canales diplomáticos. Está previsto que Israel acepte la invitación, añadió el funcionario.

El ministro de Finanzas, Moshé Kahlon, tiene intenciones de participar en el “taller” económico en Bahréin dijo su portavoz; aunque aún no ha recibido la invitación formal, que arribará en cuestión de días.

Si permanece en su puesto actual, durante la conferencia, seguramente querrá participar.

La Casa Blanca revelará en Bahréin la primera fase de su largamente aguardado plan de paz, que se focalizará en los enormes beneficios económicos que pueden lograrse si se resuelve el conflicto israelí-palestino.

El plan incluye enormes inversiones y obras de infraestructura faraónicas, que serán financiadas por los opulentos países árabes del Golfo en los territorios controlados por los palestinos.

La Casa Blanca ha decidido, para facilitar el proceso de paz, dividir la parte económica de la política del plan; por lo tanto, en esta fase no se discutirán los asuntos centrales del conflicto tales como las fronteras definitivas, el estatus de Jerusalén, el destino de los refugiados y las exigencias israelíes de seguridad.

Los palestinos han rechazado de plano el plan de paz del presidente estadounidense, Donald Trump, denominado el “Acuerdo del Siglo”, aunque aún nadie lo ha visto.

El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, criticó instantáneamente la conferencia de Bahréin.

“Toda solución al conflicto en Palestina tiene que ser política y basada en el fin de la ocupación”, expresó en una reunión de gabinete de la Autoridad Palestina. “La crisis financiera actual es resultado de la guerra financiera librada contra nosotros y no sucumbiremos al chantaje y la extorsión, y no negociaremos nuestros derechos por dinero”.

Jason Greenblatt, enviado especial de Trump para Oriente Medio, expresó que “es difícil entender por qué la Autoridad Palestina rechaza un taller creado para discutir una visión con el potencial de transformar radicalmente las vidas y poner al pueblo en la senda hacia un futuro brillante”.

"La historia juzgará con dureza a la Autoridad Palestina por dejar pasar toda oportunidad que pueda darles a los palestinos algo tan diferente y algo muy positivo, en comparación con lo que tienen hoy", apuntó Greenblatt.

Como otra bofetada a los esfuerzos estadounidenses, Bashar Masri, un importante industrial palestino con grandes negocios en Cisjordania (Judea y Samaria), rechazó la invitación a la conferencia.

"No participaré en esta conferencia, y ningún representante de nuestras compañías participará", afirmó en su cuenta de Facebook. "Reafirmamos nuestra posición clara: no trataremos con ningún evento que esté fuera del consenso nacional palestino".