EEUU expresa preocupación por la recolección de inteligencia china en Israel

Post thumbnailBenjamín Netanyahu y John Bolton Foto: GPO Kobi Gideon vía Flickr
John Bolton, el asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, transmitió al primer ministro, Benjamín Netanyahu, la preocupación de Washington por el uso de equipos de comunicación chinos en sectores sensibles de Israel, confirmó una alta fuente norteamericana a la radio estatal israelí Kan.

“Todos estamos preocupados por el fenómeno del robo de la propiedad intelectual y asimismo por el hecho de que compañías de comunicación chinas son usadas por Pekín para recolección de inteligencia”, apuntó la fuente estadounidense.  Según sus dichos, la Administración Trump no está interesada en que haya estorbos que dificulten la cooperación con Israel sobre información sensible.

Los estadounidenses están preocupados por la intervención china en la creación de un puerto privado en Haifa, señala Kan. Las naves de la Sexta Flota norteamericana suelen atracar en el puerto de Haifa; pero hace tres meses un buque de guerra estadounidense amarró justamente en el puerto de Ashdod por primera vez en veinte años, una medida que tal vez connota el desagrado de los estadounidenses con respecto a la presencia china en Haifa.

Antes de la reunión entre Netanyahu y Bolton, una alta fuente israelí expresó a Kan que EE.UU. estaba presentando ante Israel altas exigencias –y quizás muy altas- con respecto a la intervención china y sus actividades en la región. Según la misma fuente, Washington le está haciendo notar a Israel que ha cambiado su posición con respecto a las actividades de China, y espera actualmente que Israel haga lo mismo.

China está adquiriendo últimamente infraestructuras de diferentes empresas del mundo, entre ellas en África y Oriente Medio. Estados Unidos está expresando preocupación no solamente por la posibilidad de espionaje sino también por el aumento de influencia del país asiático que pronto se traduzca en supremacía entre las distintas potencias. Con respecto a Israel, la Administración norteamericana teme, entre otras cosas, que los cambios en el puerto de Haifa perjudiquen la cooperación entre la Sexta Flota estadounidense con Israel.

Hace un mes y medio, el Gabinete de Política y Seguridad estableció una discusión especial sobre el tema de la intervención china en Israel. Allí se decidió establecer un equipo conjunto compuesto por el Servicio de Seguridad General (Shabak), el Ministerio de Finanzas y el Consejo de Seguridad Nacional para revisar las inversiones extranjeras en Israel.