EEUU despliega un portaaviones con su grupo en Oriente Medio por las amenazas de Irán

Post thumbnailPortaaviones USS Abraham Lincoln Foto: Clint Davis Marina de EE.UU. Wikimedia Dominio Público
Estados Unidos ha desplegado un portaaviones con su grupo de combate y bombarderos de la Fuerza Aérea en Oriente Medio por las "señales y advertencias preocupantes" de Irán, anunció el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

Washington "está desplegando el USS Abraham Lincoln Carrier Strike Group y un grupo especial de bombarderos en la región del Comando Central de EEUU", un área que incluye Oriente Medio, indicó Bolton en un comunicado.

La medida responde a "una serie de indicaciones y advertencias preocupantes y progresivas", dijo Bolton, que no proporcionó más detalles sobre el despliegue.

El principal asesor en materia de seguridad del presidente de EEUU, Donald Trump, explicó que Washington quiere "enviar un mensaje claro e inequívoco al régimen iraní de que cualquier ataque a los intereses de EEUU o de sus aliados se enfrentará con una fuerza implacable".

"EEUU no está buscando una guerra contra el régimen iraní, pero estamos completamente preparados para responder a cualquier ataque, ya sea por intermediarios, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica o las fuerzas iraníes regulares", dijo.

Por el momento, el Pentágono no ha hecho comentarios sobre las declaraciones de Bolton, mientras el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, preguntado por la prensa durante un vuelo a Finlandia, se limitó a afirmar: "Es algo en lo que hemos estado trabajando durante un tiempo", según The New York Times.

"Es absolutamente cierto que hemos visto una escalada de acciones por parte de los iraníes y es igualmente cierto que vamos a responsabilizar a los iraníes por los ataques a los intereses estadounidenses", dijo Pompeo, al añadir que EEUU tiene "buenas razones" para comunicar con claridad a los iraníes cómo será la respuesta a sus acciones.

Un oficial militar dijo al mismo periódico que hasta el viernes pasado, los analistas militares no estaban rastreando ninguna amenaza iraní, por lo que cualquier problema al respecto ha tenido que surgir en las últimas 24 o 48 horas. EFE