EEUU corta los fondos a UNRWA

Post thumbnailSede de la UNRWA en Jerusalén oriental Foto: Rusticus80 Wikimedia Flickr CC BY-SA 2.0
Estados Unidos envió 60 millones de dólares a UNRWA, la agencia de la ONU que se dedica exclusiva y únicamente a atender y subsidiar, desde hace setenta años, a los refugiados palestinos y a todos sus descendientes (es decir hijos, nietos y biznietos), porque para ese organismo el estatus de refugiados es hereditario (al igual que el título de nobleza). El resto de los cientos de millones de refugiados del planeta están bajo el cuidado de ACNUR.

UNRWA tiene 30 mil empleados (el 99 por ciento de ellos son palestinos) y ACNUR solamente seis mil.

Con esta decisión, Washington se queda con 65 millones de dólares (solía contribuir con 125 millones de dólares anuales). El Departamento de Estado instó a que otros países paguen los gastos de los palestinos.

Funcionarios del Departamento de Estado comentaron que es hora de que UNRWA comience a hacer una introspección sobre su modus operandi y su financiamiento, e invitaron a otros países compartir el peso que implica su sostenimiento económico.

Funcionarios norteamericanos se quejan que EE.UU. ha sido durante décadas el donante mayor de UNRWA y apuntaron que en los últimos años contribuyó con el 30 por ciento del ingreso total de la agencia de la ONU.

Por lo pronto, aunque reducidos a la mitad, los fondos provistos por Washington impiden que la UNRWA se cierre en el futuro inmediato, indicaron las fuentes estadounidenses.

Recientemente, el presidente estadounidense, Donald Trump, manifestó en un mensaje de Twitter que los palestinos “no aprecian ni respetan” a Washington.

“Les pagamos a los palestinos CIENTOS DE MILLONES DE DÓLARES anuales y no recibimos aprecio ni respeto”, escribió Trump, el 3 de junio pasado.

Israel acusa a UNRWA de perpetuar la cuestión de los refugiados palestinos en vez de resolverlo, al eternizar su estatus como refugiados. Se calcula que los refugiados palestinos originales, que aún viven, son entre 30 mil y 50 mil personas. Sin embargo, de acuerdo a su propia definición, UNRWA clasifica a más de cinco millones de palestinos  como “refugiados”.

Según sus propias cifras, UNRWA atiende a alrededor de 450 mil “refugiados” palestinos en el Líbano; sin embargo, un censo oficial reciente encontró solamente a 174.422 palestinos en ese país. Además, el inventario revela que los palestinos son minoría en los doce campos de refugiados que habitan en el país del cedro.