EEUU advierte a Irán que responderá a una agresión en el estrecho de Ormuz

Post thumbnailCrucero de misiles y portaviones de EE.UU. navegan en el Estrecho de Ormuz Foto:Marina de EE.UU. AR. Foster Wikimedia Dominio Público
La Armada estadounidense advirtió a Irán de que está "lista para responder" a una agresión, luego de que ese país amenazara con cerrar el estrecho de Ormuz como represalia por las sanciones impuestas por EE.UU. a su exportación de crudo.

"Las amenazas con cerrar el estrecho afectan a la comunidad internacional y socavan el flujo del libre comercio (...). Estamos preparados para responder a cualquier acto de agresión", señaló el comandante Josh Frey, portavoz de la 5ª Flota de la Armada, que es la responsable de velar por los intereses estadounidenses en aguas de la región.

El Pentágono estima que, para llevar a cabo su amenaza, Irán podría recurrir a su Armada y colocar minas marinas avanzadas en este enclave que conecta las aguas del golfo Pérsico y del golfo de Omán.

La advertencia de la flota estadounidense llegó apenas un día después de que Teherán amenazara con interrumpir el tránsito de petróleo de los países del Golfo por el estrecho de Ormuz, entre Irán y Omán, por el que circula aproximadamente el 20 % del crudo del mundo.

EE.UU. anunció el lunes que no renovará las exenciones para la compra de petróleo iraní que había otorgado a ocho países, entre ellos algunos de los mayores clientes de crudo iraní (China, Turquía y la India), y que concluyen el próximo 2 de mayo.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, recalcó que con esta decisión se está "acelerando la campaña de presión (contra Irán) de un modo calibrado", lo que permite mantener "bien abastecidos a los mercados mundiales de petróleo".

Los ingresos procedentes de la venta de crudo son vitales para la economía de Irán, que sufre desde hace un año una fuerte crisis marcada por la inflación y la devaluación de la moneda nacional.

Las exenciones fueron dadas después de que EE.UU. impusiera en noviembre pasado sanciones al sector petrolero, meses después de retirarse unilateralmente del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias. EFE