Durante la visita de Netanyahu, Portugal adopta la definición de antisemitismo

Post thumbnailFoto para prensa del Holocaustremembrance.com
El Primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el secretario de Estado de EE.UU, Michael Pompeo, coincidieron ayer en la capital portuguesa.  En visita No Oficial se reunió con el primer ministro luso, el socialista António Costa, a puerta cerrada para tratar temas bilaterales. Además, tuvo reuniones con el norteamericano Pompeo para tratar, posiblemente, temas como Irán, defensa y colaboración bilateral y quizás la anexión del Valle del Jordán (no confirmado oficialmente)

Nada es casual, y Portugal se convirtió en el último país en aceptar la definición de IHRA (Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto).  Portugal fue observador de IHRA por unos diez años, votándose en Luxemburgo su ingreso como miembro pleno.

Según la página del Holocaust Remembrance, “Muchos países miembros de IHRA enfrentan desafíos comunes a nivel nacional, y superarlos a menudo puede beneficiarse al compartir conocimientos a nivel  Intergubernamental. Las definiciones de trabajo de IHRA de antisemitismo (2016) y negación y distorsión del Holocausto (2013 ), redactadas por expertos de IHRA y aprobadas por los Países Miembros de IHRA, proporcionan un punto de partida mutuo esencial para abordar estos problemas a nivel nacional”. El IHRA sirve como un centro dentro de los sectores de educación, investigación y recuerdo del Holocausto, facilitando el contacto entre profesionales e instituciones clave.

Foto para prensa de holocaustremembrance.com


La Oficina Permanente se estableció el 11 de marzo de 2008 en Berlín, Alemania, y está dirigida por la Dra. Kathrin Meyer. La Oficina Permanente (PO) se creó para garantizar la continuidad entre las Presidencias de IHRA y para apoyar las actividades de los expertos de IHRA y los Países Miembros. La IHRA (anteriormente Grupo de trabajo para la cooperación internacional en educación, recuerdo e investigación del Holocausto (o ITF), fue iniciada en 1998 por el ex primer ministro sueco Göran Persson. Hoy, la membresía de la IHRA consiste en 34 países miembros, cada uno de los cuales reconoce que la coordinación política internacional es imprescindible para fortalecer el compromiso moral de las sociedades y combatir la creciente negación y antisemitismo del Holocausto