Dos muertos en un ataque a una sinagoga en Alemania en Yom Kipur

Post thumbnailPolicía alemán cerca del sitio del ataque en Halle Foto: REUTERS/Fabrizio Bensch
El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó el ataque con disparos de armas de fuego registrado en la ciudad de Halle, en el este de Alemania, como "otra trágica muestra de antisemitismo".

En el suceso, que tuvo lugar en las inmediaciones de una sinagoga y luego en un local de comida turca, dos personas fueron asesinadas, mientras que otro individuo ha sido detenido por su presunta vinculación con el ataque.

A través de un comunicado de un portavoz, Guterres dijo que ve el suceso "como otra trágica muestra de antisemitismo, perpetrada en el día sagrado del Yom Kipur".

El diplomático portugués insistió en que el antisemitismo debe combatirse con la mayor determinación y trasladó sus condolencias a las familias de las víctimas y al Gobierno y pueblo alemán.

Además, recordó la reciente puesta en marcha por parte de la ONU de un plan de acción para la protección de lugares de culto, una iniciativa encabezada por el español Miguel Ángel Moratinos, y llamó a todos los Gobiernos a respaldar esa estrategia.

"Los lugares de culto en todo el mundo deben ser lugares seguros para la reflexión y la paz, no sitios de matanzas y terror", defendió.

Según fuentes policiales alemanas, el ataque de este miércoles en Halle arrancó en las inmediaciones de una sinagoga, a la que el presunto autor no pudo acceder debido a las medidas de seguridad especiales establecidas con motivo del Yom Kipur.

En el templo se encontraban por entonces 60 o 70 personas, según fuentes de la comunidad judía. El atacante irrumpió poco después en un local de comida rápida turca, a unos 300 metros de la sinagoga. Una de las víctimas, un hombre, murió dentro del local turco, mientras que la otra, una mujer, fue abatida en plena calle, cerca del cementerio adyacente a la sinagoga. EFE y Aurora