Descubren los restos de un poblado judío de hace 2.000 años en la ciudad de Beer Sheva

Post thumbnailFoto: Anat Rasiuk / Autoridad de Antiguedades de Israel
Durante excavaciones arqueológicas dirigidas por la Autoridad de Antigüedades de Israel junto a la Universidad de Ben Gurion, fueron descubiertos restos de un poblado judío de la época del Segundo Templo en la zona de Beer Sheva.

La excavación se estaba realizando para poder iniciar al construcción de una nueva vecindad en la entrada norte de la ciudad más grande del Neguev. Durante la excavación se revelaron restos de objetos de la vida judía rutinaria en el lugar, incluyendo una lámpara de aceite decorada con una menorá (candelabro judío) de 9 brazos, así como algunos objetos utilizados para los ritos de purificación del cuerpo según el judaísmo.


El lugar, que data de la época cercana a la rebelión de Bar Kojvá en el Siglo I, también parece incluir varios pasillos subterráneos que podrían haber servido para los "rebeldes judíos" contra los romanos.

Foto: Autoridad de Antiguedades de Israel


El sitio está ubicado cerca del límite sur del antiguo reino de Judá y cerca de una vía que conducía hasta Tel Beer Sheva. El valor estratégico del lugar fue tal vez la razón por la que se construyó ahí una torre de observación de 10 metros por 10 metros, de la cual se revelaron sus fundaciones en la excavaciones.

El Dr. Daniel Varga de la Autoridad de Antiguedades de Israel, comentó sobre la curiosa lámpara con el candelabro de 9 brazos que fue encontrado: "Es probablemente la representación más temprana de un candelabro de 9 brazos jamás encontrada".

 

Según la tradición talmúdica judía había una ley que establecía que solo la Menorá del Templo podía tener siete brazos por lo cual las lámparas utilizadas en otros lugares tenían por lo general entre 8 a 11 brazos.

Además, en el lugar fueron encontradas decenas de monedas pertenecientes al período de los romanos.