Decenas de miles de israelíes protestaron en contra de la inmunidad de enjuiciamiento para Netanyahu

Post thumbnailIsraelíes se manifiestan en Tel Aviv contra la ley que podría dar inmunidad a Netanyahu por los casos de corrupción que enfrenta. - Foto: REUTERS/Ammar Awad
Unos cien mil israelíes se manifestaron el sábado por las calles de Tel Aviv contra una iniciativa que concedería inmunidad al primer ministro Benjamin Netanyahu ante una serie de cargos por corrupción.  El acto, convocado por el principal partido opositor, Azul y Blanco, junto al Partido Laborista y Meretz, esgrimió un mensaje central: "paremos la ley de inmunidad - un muro defensivo para la democracia",

Los participantes se concentraron afuera del Museo de Arte de la ciudad, y exigieron proteger la identidad democrática de Israel contra lo que consideran excesos del primer ministro.

El mes pasado Netanyahu fue elegido para un quinto mandato como primer ministro. Sin embargo, podría ser acusado de fraude y soborno en los próximos meses.

Algunos manifestantes llevaron gorros fez al estilo otomano y retratos del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, y alegaron que "simboliza el tipo de régimen al que nos oponemos".

Benny Gantz, el ex jefe del ejército israelí, quien compitió contra Netanyahu en las elecciones pasadas, se dirigió a la multitud y dijo que el sueño israelí "se estaba desmoronando" bajo el liderazgo del primer ministro. Y agregó: "hay quienes intentan reemplazar el gobierno de la gente con el gobierno de un solo hombre y esclavizar a una nación entera a los intereses de un hombre".

El socio de Gantz, Yair Lapid, fue otra de las figuras participantes de la oposición:  "no somos sus súbditos. No le permitiremos destruir la Corte Suprema. No está por encima de la ley", dijo haciendo alusión a los intentos del primer ministro de reducir el margen de maniobra del ente judicial.

Horas antes de la concentración, hubo cierta controversia porque inicialmente no se esperaban discursos de ningún representante parlamentario árabe. Finalmente, Ayman Odeh, de la coalición Hadash-Ta'al, manifestó ante las masas concentradas: "estoy aquí hoy porque creo que la unidad judía-árabe es la única vía para lograr esperanza y cambio". Y añadió: "nosotros, los árabes de Israel solos, no lo lograremos. Pero sin nosotros es imposible".

En febrero, el fiscal general de Israel comunicó que estaba considerando acusar a Netanyahu de fraude y soborno. Se presume que el primer ministro aceptó regalos de empresarios adinerados y ofreció favores para intentar obtener una cobertura de prensa más positiva.

Netanyahu negó todas las irregularidades y afirma que es víctima de una "caza de brujas" de izquierda. El Likud aún no ha formado un gobierno de coalición a pesar de semanas de conversaciones y  negociaciones. La fecha límite es el 29 de mayo, después de la cual el presidente tiene el derecho de invitar a otro miembro de la legislatura de la Knesset a que lo intente.