Debido a la tensión con Irán: los aviones F-15 israelíes no viajan a un ejercicio en EEUU

Post thumbnailAviones F-15 Raam Foto: Fuerza Aérea de Israel
A raíz de las tensiones crecientes entre Teherán, Damasco y Jerusalén, Israel ha decidido mantener su flotilla de aviones de combate F-15 en alerta en vez de permitirles que participen en un ejercicio militar que estaba programado en Estados Unidos.

Los aviones de combate debían participar en una maniobra militar denominada “Red Flag” ( Bandera Roja) programada para el mes de mayo en Alaska.

Pero tras el ataque a la base aérea militar T-4, en la provincia siria de Homs, la semana pasada, atribuido por Irán y Rusia a Israel, en la que al menos siete militares iraníes murieron; el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) quiere tener todas las opciones abiertas y ha puesto a las fuerzas de aire y tierra en alerta máxima en la frontera norte, por si Irán decide lanzar un agresión bélica en venganza.

Las tropas israelíes están en alerta máxima ante un posible ataque con misiles o con aviones no tripulados, infiltraciones de terroristas e intentos de colocación de artefactos explosivos en la frontera norte.

El Ministerio de Exteriores de Irán amenazó con que la República Islámica responderá al ataque y que Israel lo lamentará.

Por su parte, Israel ha enviado mensajes a Teherán, públicos y a través de canales discretos, de no entrometerse con el Estado judío.

El portavoz del Ejército de Defensa de Israel manifestó que otros aviones de la Fuerza Aérea, entre ellos aviones de reabastecimiento en vuelo participarán en el ejercicio internacional.

En las maniobras se simularán distintos escenarios de combate aéreo, incluyendo ataque con misiles tierra-aire y batallas aéreas.