Danza en el Mishkán: Vuelve Yang Li Ping con su compañía y la pieza “La Consagración de la Primavera”

Post thumbnail
En el marco de la serie titulada Danza en el Mishkán (Majol Ba Mishkán) producida desde hace varios años por la Opera Israelí, se presentará la muy reconocida coreógrafa Yang Li Ping que vuelve a Israel con su compañía y esta vez nos trae una nueva pieza, su versión especial de “La consagración de la Primavera” tal como debutó en Shanghái en 2018.


Una creación en la que la coreógrafa ofrece su propia versión de una de las obras de danza más conocidas y queridas del siglo XX, con música de Igor Stravinsky. Hace dos años Li Ping conquistó el público israelí con la pieza “Under Siege”, en ocasión de presentarse en nuestros escenarios permitiendo descubrir el trabajo magnifico de esta creadora, que logró excelentes críticas del público y de los expertos. Se presentará con la nueva pieza a partir del 5.2.20 en cuatro funciones en el Centro de las Artes Escénicas, Hogar de la Opera.

Foto: Ros


La directora y coreógrafa Yang Li Ping nacida en Bai provincia de Yunnan, es también una bailarina de primera clase y vicepresidenta de la Asociación de Bailarines de China. Amante de la danza desde su infancia nunca recibió un entrenamiento formal, pero con su asombroso talento natural se convirtió en una bailarina única y distinguida. Ganó fama nacional por su interpretación de su pieza de baile original “Spirit of the Peacock” en 1986, y luego muchos otros premios a sus varias obras.

Sobre este nuevo trabajo nos informan que se divide en tres partes, y la segunda parte utiliza la música de Igor Stravinsky para “La consagración de la Primavera”. La primera y la tercera sección están acompañadas de música original influenciada por la música tibetana original. La pieza está influenciada por los símbolos tibetanos y chinos de la naturaleza y la creencia en el ciclo de la vida y la muerte, y la creencia inevitable en el renacimiento. En un escenario impresionante e imponente creado por Tim Yip (el diseñador ganador de un Oscar para la película “Dragon Leopard”) la multitud baila con ropas coloridas en una ceremonia de meditación, el monje tibetano organiza en el escenario palabras chinas en relieve en oro, palabras repetitivas y de significado místico.

La conexión entre la música de Stravinsky con la música tibetana crea una combinación maravillosa ya que los sonidos tan familiares de la pieza se mezclan con la música especial, a veces meditativa y a veces turbulenta, pero que siempre captura el oído. A lo largo de la actuación, el monje tibetano, se embarca en un ritual, continúa reuniendo y descomponiendo las palabras doradas, definiendo el tema central del trabajo de regeneración y renacimiento. Esta creación de Yang Li Ping abre una ventana a la cultura china-tibetana y combina elementos occidentales como una muestra de pasión, erotismo y rara belleza. Desde su estreno en Shanghái, se ha presentado en todo el mundo, en Londres, en el Festival de Edimburgo, Moscú, Australia y en toda China, recibiendo excelentes críticas.

Trailer de la pieza