Croacia homenajea a "ustachi" pronazis ejecutados en 1945 por los partisanos

Post thumbnailCeremonia católica en homenaje a las víctimas de la matanza de miles de seguidores del régimen pro-nazi croata en Beliburg Austria Foto archivo: REUTERS/Lisi Niesner
Pese a las protestas de grupos antifascistas y judíos, Croacia homenajeó hoy a las víctimas de la matanza de miles de seguidores del régimen "ustasha" pronazi, cometida por unidades de partisanos comunistas hace 75 años, al final de la II Guerra Mundial en Europa.

"Debemos rendir homenaje a las víctimas y condenar el crimen del régimen totalitario comunista", manifestó en Zagreb el presidente del Parlamento de Croacia, el conservador nacionalista Gordan Jandrokovic, patrocinador de la conmemoración,  que se celebró en cementerio Mirogoj de la capital croata.

Este polémico acto suele celebrarse todos los años en la localidad de Bleiburg (sur de Austria), adonde en abril de 1945  los miembros de la "Ustacha" (el movimiento pro nazi que durante cuatro años mantuvo en Croacia un estado títere de los nazis) se habían refugiado huyendo de las fuerzas antifascistas de Yugoslavia.

Los aliados no permitieron a los "ustachi" quedarse en Austria y fueron devueltos a Yugoslavia, donde los partisanos ejecutaron sin juicio a decenas de miles de ellos, sobre muchos de los cuales recaía la sospecha de ser autores de crímenes de guerra.

Estos homenajes suelen convertirse en una glorificación del régimen ustasha, que lideró Ante Pavelic y que durante la Segunda Guerra Mundial envió a la muerte a cientos de miles de judíos, gitanos, serbios y opositores políticos.

Las conmemoraciones llevan oficialmente el título "El Camino de la Cruz", y los discursos pronunciados aparentan ser un homenaje de víctimas puramente inocentes.

El Congreso Mundial Judío, el Consejo de Europa, asociaciones antifascistas y partidos políticos de centro e izquierda en Croacia pidieron en los últimos días cancelar las conmemoraciones, que debido al coronavirus se celebraron este año en Zagreb, Split y Sarajevo, en lugar de Bleiburg.

"Es aterrador que los fascistas que trataron de limpiar Croacia de la población judía y serbia, siguiendo ciegamente el modelo de la Alemania nazi, sean homenajeados", afirmó el Congreso Mundial Judío en una carta abierta publicada ayer, viernes.

Al mismo tiempo que las polémicas conmemoraciones de hoy en Zagreb, en Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina, miles de personas se manifestaron para homenajear a las víctimas del régimen ustasha. EFE