Creado en Israel: Nuevo dispositivo doméstico alivia dolores sin pastillas

Alfa Plus brinda un alivio duradero a molestias crónicas, contusiones, lesiones deportivas o menstruación. Fue creado por Solio de Israel y aprobado en EU.
Post thumbnailFoto ilustrativa: Pixabay
Fuente: es.israel21c.org / Abigal Klein Leichman

Cada vez más personas buscan aliviar el dolor sin tomar medicamentos. Hoy, millones de personas de todo el mundo tienen a mano el nuevo dispositivo disponible Alfa Plus creado y fabricado en Israel.

Este el primer módulo de radiofrecuencia (RF) del mundo para uso doméstico que recibe la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentes de EU (FDA, por sus siglas en inglés) y la Unión Europea según confirmó Shahak Cohen, fundador de la compañía Solio que desarrolló el sistema. «Una vez que tengamos éxito, sin duda verán más productos similares», afirmó el directivo.

Cohen es un emprendedor serial. Y le explicó a ISRAEL21c que desarrolló este dispositivo porque no estaba satisfecho con la efectividad de los conectores para aliviar el dolor que utilizan la luz o la estimulación nerviosa eléctrica (TENS).

Lo «correcto» es una combinación de RF bipolar para aumentar la circulación sanguínea, la tecnología de infrarrojos de longitud de onda dual (IR) para calentar y aliviar el dolor y la rigidez de la piel; y la terapia con láser de bajo nivel (LLLT) para aliviar la dermis. Todos estos elementos están contenidos dentro de la unidad externa utilizada por el consumidor.

Alfa Plus se coloca en la parte del cuerpo que duele con el fin de proporcionar un alivio duradero del dolor crónico y eliminar molestias causadas por traumas, lesiones deportivas o menstruación. Para actuar, los diodos penetran la piel de manera no invasiva con un calentamiento profundo para aumentar la circulación sanguínea, acelerar la regeneración de los tejidos y reducir la inflamación, los dolores musculares, la rigidez y el sufrimiento.



Decidí hallar algo que funcionara. Recorrí todas las compañías médicas hasta que encontré lo que buscaba” – Shahak Cohen, creador de Alfa Plus

Lo «correcto» es una combinación de RF bipolar para aumentar la circulación sanguínea, la tecnología de infrarrojos de longitud de onda dual (IR) para calentar y aliviar el dolor y la rigidez de la piel; y la terapia con láser de bajo nivel (LLLT) para aliviar la dermis. Todos estos elementos están contenidos dentro de la unidad externa utilizada por el consumidor.

Alfa Plus se coloca en la parte del cuerpo que duele con el fin de proporcionar un alivio duradero del dolor crónico y eliminar molestias causadas por traumas, lesiones deportivas o menstruación. Para actuar, los diodos penetran la piel de manera no invasiva con un calentamiento profundo para aumentar la circulación sanguínea, acelerar la regeneración de los tejidos y reducir la inflamación, los dolores musculares, la rigidez y el sufrimiento.

Cohen aseguró que el efecto es comparable al de la terapia de puntos de activación, ya que estimula los mecanismos de curación naturales del cuerpo al aumentar la circulación sanguínea y llevar oxígeno y nutrientes al área afectada. El producto viene con un gel conductor que asegura la administración adecuada del tratamiento y que permite que el dispositivo se mueva suavemente sobre el área de tratamiento.

El tiempo y la frecuencia de uso de Alfa Plus dependen del tipo de dolor que se tenga.

Para aliviar el dolor menstrual, por ejemplo, los responsables de Alfa Plus aseguran que una sesión de tratamiento de 15 a 20 minutos es suficiente. Para el dolor crónico, se recomienda el uso del dispositivo dos veces al día durante los primeros días, luego una vez al día durante dos o tres meses, y finalmente una aplicación máxima de cuatro veces por semana para evitar la sobreestimulación.

«Es probable que el dolor crónico nunca desaparezca pero nuestro dispositivo puede reducir la cantidad de dolor y los intervalos entre los niveles más altos de malestar. Notamos que las personas que tomaban muchos medicamentos para el dolor crónico en la parte inferior de la espalda podían reducir sus medicamentos a la mitad cuando usaban Alfa Plus», explicó Cohen.

Fabricado en el norte de Israel, Alfa Plus se vende por aproximadamente quinientos dólares en la página web de la compañía así como en Amazon y eBay. Y tiene una garantía de dos años.