Congreso sobre el Olivo, sus raíces históricas y arqueológicas

Post thumbnailOlivos milenarios en Israel
En el Museo de Arte de Tel Aviv se llevó a cabo la conferencia anual de “Tagliot” que esta vez se dedicó a tratar el tema la producción de aceite de oliva en la antigüedad. Fue un proyecto realizado con colaboración con el Consejo de Oliveros presidido por Adi Naali. “Tagliot” (Descubrimientos) una institución que opera en el marco del Instituto de Arqueología de Israel (IAI), el único organismo en Israel que se especializa en arqueología y tiene como objetivo acercar el tema de la arqueología al público en general.

Adi Naali del Consejo Olivero


El presidente del Consejo de Oliveros Naali nos explicó que la directiva de “Tagliot” se dirigió al consejo para organizar este congreso dedicado al estudio o de las raíces históricas y arqueológicas del olivo. Con conferencistas expertos en este tema, los cuales demostraron la existencia del olivo milenario y sus diferentes usos a través del tiempo. Además agrega Adi que siempre “es bueno conocer el pasado para enfrentar y planificar el presente y el futuro”.


Se habló de la producción de aceite de oliva en Israel desde sus comienzos hasta la era de bronce.  El Prof Ehud Weiss de la Universidad de  Bar Ilán habló de la producción, la preparación y sus usos según sus orígenes judíos y los hallazgos botánicos y arqueológicos. Declaró que “El aceite de oliva era importante en la economía de nuestros antepasados”. Se habló sobre las prensas y lagares en Israel en épocas clásicas. Es interesante mencionar la existencia de lagar de los Templarios muy bien conservado, que se halla en el complejo Sarona de Tel Aviv que se conocía en el pasado como la “Moshava Germanit” (Colonia Alemana). Los templarios tenían grandes conocimientos sobre este tema.

Antiguo Olivo de la Galilea


En el Congreso también se destacó la función de la química moderna en la identificación y revelación de las cuestiones arqueológicas. El Prof. Zohar Kerem, Jefe del Programa de Maestría Internacional de la Facultad de Agricultura, destacó el impresionante desarrollo de herramientas y capacidades de investigación en química analítica. El químico moderno tiene la capacidad de dar respuestas inequívocas y objetivas. La identidad de los compuestos en los hallazgos arqueológicos e incluso el origen de los mismos de tal manera que se sabe que en la costa del Carmel hay olivos de unos 6500 años.

Sobre la evolución de las prensas de olivo, Joshua Dray del Centro de Restauración del Kineret para la arqueología de la Galilea explicó que el aceite de oliva se había convertido en un lugar importante en la vida cotidiana en la antigüedad: en el menú diario pero también en temas de luz, culto, higiene, medicina, lubricación y cosmética e incluso material. Muchas instalaciones diferentes se han descubierto en los últimos años en la región del Kineret y para lograr la extracción eficiente del aceite se desarrollaron tecnologías altamente avanzadas.