Condenan a dos pescadores palestinos por ingresar cientos de kg de material explosivo a Gaza

Post thumbnailPuerto de Gaza Foto: Ramez Habboub Wikimedia CC BY-SA 3.0
Un tribunal del distrito Beer Sheva condenó a ocho y trece años de prisión, respectivamente, a dos pescadores de la Franja de Gaza que ingresaron clandestinamente al enclave costero decenas de bolsas con cientos de kilogramos de material explosivo. De acuerdo con el acta de acusación, uno de los acusados también planeó perpetrar un atentado suicida. Con este propósito, se pertrechó con granadas de mano y emprendió observaciones sobre la frontera con Israel.

El acta de acusación indica que los dos pescadores Hamis Araishi y Mamduj Bachar, llevaron a cabo los contrabandos de explosivos tras establecer vínculos con Fadi Bachar, cuyo juicio aún continúa. Arashi decidió en 2014 que estaba interesado en perpetrar un atentado suicida. Durante la operación Margen Protector, la guerra en Gaza, ese mismo años, Araishi comprendió que el lugar en el que quería perpetrar el ataque suicida fue descubierto por las Fuerzas de Defensa de Israel y entonces resolvió desistir del intento. Ambos detenidos confesaron y fueron condenados por cuatro cargos en el marco de un acuerdo con la Fiscalía.

El tribunal apuntó en la sentencia que "Gaza es un terreno fértil para los actos terroristas contra Israel, y las diversas organizaciones están unidas en su constante deseo de mejorar las capacidades para perpetrar atentados terroristas en Israel y con este propósito hacen todo lo posible para equiparse con armas de destrucción masiva y sabotaje por medio de distintas vías incluyendo a través del mar. Los esfuerzos de las autoridades de defensa para prevenir el contrabando de armas no siempre dan frutos, y es alto el riesgo inherente a las acciones de los acusados".

El tribunal de distrito impuso también una condena de prisión de 23 meses a otro pescador, Muhammad Riallah. Según la acusación, Riallah informó cuando navegaba para pescar, en cinco casos a los responsables de la policía marina de Hamás sobre los movimientos de las naves de las Fuerzas de Defensa de Israel. También participó en tres flotillas de la llamada "Marcha del Retorno", en las que se colgaron banderas palestinas y se incendiaron neumáticos.