¿Cómo lo han hecho los países exitosos?

Post thumbnailFoto: Pixabay
¿Es posible enfrentar la pandemia que infectó ya a más de 5 millones y causó más de 320.000 víctimas fatales?. Hay diversos países que han logrado afrontarla con éxito. Entre ellos los que siguen.

El 21/3, cuando en Nueva Zelanda solo había 52 casos, la Primer Ministro Jacinta Arden hizo un llamado a la ciudadanía: “Las restricciones a vuestros movimientos serán las importantes en la historia moderna del país, pero son nuestra mejor posibilidad de frenar el virus, y salvar vidas. Les agradezco ser fuertes, bondadosos, y unirnos frente a él”. Su diálogo siempre franco, honesto, y compasivo, despertó la más alta confianza. Incluso se reunió con niños, para contestar las preguntas de ellos sobre la crisis. El país tiene solo 1153 casos, y 21 muertes. Ya la Primer Ministro está proponiendo en el futuro cercano bajar la semana de trabajo a 4 días, para incentivar el turismo interno.

Noruega, Finlandia y Dinamarca han tenido excelentes resultados. Los casos positivos han sido 8309, 6537, y 11182. Las víctimas fatales, 233, 306, y 561.

El llamado modelo nórdico, encabeza hoy casi todos los rankings internacionales de la ONU. Noruega es el número 1 en Desarrollo Humano desde 1990 en que se inició su medición, Finlandia con frecuencia el primero en educación, Dinamarca el que tiene el mayor índice de felicidad. Están adelante en erradicación de la corrupción, igualdad de género, respeto al medio ambiente, cooperación a países pobres, y esperanza de vida. Un pilar fundamental de sus logros, es que son los que tienen la menor desigualdad del planeta, alcanzada con políticas de acceso universal a la salud y la educación, e inclusión integral de toda la población.

Su cultura de solidaridad, responsabilidad, su igualitarismo y su óptimo sistema de salud, incidieron en sus logros ante la pandemia.

El caso de Israel es destacado reiteradamente y se ha transformado en una referencia obligada en lucha contra la pandemia. Una población acostumbrada a enfrentar riesgos colectivos, con total responsabilidad individual, y altísima unidad, siguió con disciplina social las rigurosas políticas adoptadas. El país hizo uso masivo de su potencial tecnológico. Se crearon 150 startups, dedicadas a desarrollar aplicaciones para la pandemia. Robótica, drones, inteligencia artificial, reconocimiento facial, fueron intensivamente aplicadas. Es uno de los pioneros en la investigación de medicamentos y vacunas.

Brasil, 206 millones de habitantes, con un Presidente ultraderechista, que sigue ignorado la pandemia, y agravando las muy elevadas pobreza y desigualdad, se transformó en un caso catastrófico (330.000 casos, 24.000 muertes), pero en América Latina se puede hacer distinto. Así lo muestran los éxitos de Uruguay (738 casos, 20 muertos, 0.74 índice de contagio), y Costa Rica (903 casos,10 muertes). Ambos tienen desarrollados sistemas de protección social, y salud pública.

En estos casos exitosos, y otros añadibles, han primado factores como la primacía de la ciencia, el respeto máximo a la vida, el fortalecimiento de la salud pública, y la protección especial de los más vulnerables.

Recogiendo algunas lecciones en pronunciamiento histórico, la CEPAL (ONU) ha demandado que en América Latina se establezca con urgencia una Renta Básica Universal que garantice a todas las personas sus derechos humanos fundamentales. La misma propuesta ha hecho el Papa Francisco para el mundo entero, y la están auspiciando sectores muy amplios de la opinión pública mundial. Ya los Profetas bíblicos exigían "no habrá pobres entre vosotros".




Puede ampliarse en Facebook JDC Latinoamerica, y en YOUTUBE LimudBA en la conferencia internacional sobre el tema organizada por el JOINT y LIMUD que dictó el autor, el 17/5 (a la que asistieron 3700 participantes de 10 países).