Comienza la cuenta regresiva hacia una batalla entre Israel y Hezbolá

Post thumbnailEfectivos de Hezbollah Foto: REUTERS/Aziz Taher
Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs

Varios expertos han expresado admiración hacia Hassan Nasrallah, el líder de Hezbolá. Oficiales militares de alto rango activos y jubilados, investigadores y periodistas que analizan cada gesto, sonrisa, arrebato de ira y crítica, grito o risa, encuentran significado a todo y afirman que Nasrallah es confiable. Él hace promesas y las cumple. Es fiel a sus patrocinadores en Teherán, a pesar de los intentos de Líbano por contenerlo.

La imagen es más complicada debido al resultado final: se puede decir con certeza que Nasrallah es un actor y un mentiroso que ha convertido la manipulación en un arte.

Nasrallah sigue de cerca todo lo que se publica sobre él y Hezbolá en Israel y principalmente en el extranjero. Le atribuye gran importancia a las palabras y comentarios de altos oficiales israelíes, tanto en la actualidad como en el pasado. La interpretación que le da a estos informes es que Israel teme el poderío militar de Hezbolá y especialmente los misiles de precisión en el arsenal de Hezbolá con su capacidad de atacar lo más profundo de Israel e instalaciones estratégicas.

Nasrallah sigue particularmente a esos "expertos" que brindan detalles y describen la magnitud de la amenaza militar de Hezbolá, principalmente aquellos que mencionan los nombres de los lugares y sitios más amenazados en Israel. Altos funcionarios de seguridad afirman que en la próxima guerra no habrá límites entre el frente militar y el frente interno civil debido a que los misiles de Hezbolá, impresionantemente precisos, desdibujan esta diferenciación. Cuantos más detalles se brinden en Israel sobre estos asuntos más aliento obtiene Nasrallah y más placer. Él cree que la sociedad israelí es débil y no está preparada para la guerra, y que hará cualquier cosa para evitar una confrontación con Hezbolá.

La cuenta regresiva ha comenzado

La cuenta regresiva hacia una confrontación generalizada entre Israel y Hezbolá ha comenzado. La pregunta crítica, basada en el supuesto de que Israel no permitirá el establecimiento de fábricas de misiles de precisión en el Líbano, es qué sucedería si la próxima (y tercera) vez, en lugar de que Israel revele información exacta sobre estas fábricas de misiles de precisión atacara estas operaciones? ¿Cómo reaccionaría Nasrallah?

La tesis de trabajo de Israel debe ser que la reacción de Nasrallah sería más extensa, y que no estaría satisfecho con el lanzamiento de misiles Kornet a instalaciones y vehículos militares. Las posibles respuestas pueden variar desde enviar drones suicidas al norte de Israel con el objetivo de atacar objetivos militares y civiles hasta disparar cohetes contra instalaciones militares y ciudades cercanas a la valla fronteriza.

¿Quién es el jefe?

Esta situación podría convertirse en una confrontación más amplia si Israel intensifica su reacción, a pesar de que Nasrallah no quiere una guerra total con Israel.

Es necesario enfatizar que al final del día Nasrallah no establece los objetivos estratégicos de Hezbolá y, definitivamente, no los de las milicias chiitas en Siria, muchas de las cuales trabajan sin la participación de Nasrallah. Irán establece sus objetivos y el comandante iraní de la Fuerza Quds, general Qasem Soleimani, los lleva a cabo y supervisa personalmente las operaciones militares de Hezbolá. Se ha informado que Soleimani llegó a Beirut inmediatamente después de los ataques con misiles Kornet para reunirse con Nasrallah. El comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní, que representa al líder supremo de Irán, Alí Jamenei, es quien establece los límites del conflicto.

La restricción libanesa existe, pero no tiene sentido para el objetivo estratégico de Irán.




Acerca del General de Brigada (Ret.) Dr. Shimon Shapira: es investigador principal del Jerusalem Center for Public Affairs. Se desempeñó como secretario militar del primer ministro y como jefe de gabinete del ministro de Relaciones Exteriores. Editó el eBook del Jerusalem Center for Public Affairs Irán: del desafío regional a la amenaza global. Es autor de Hezbolá: Entre Irán y Líbano, Centro Dayan, Universidad de Tel Aviv, 2000, cuatro ediciones.