Colapso de Wirecard se siente en la esfera fintech israelí

Post thumbnailFoto: REUTERS/Wolfgang Rattay/File Photo
La empresa británica Fintech Curve OS, fundada por el israelí Shachar Bialick, es una de las víctimas del reciente colapso de Wirecard AG, empresa global de tecnologías y servicios financieros, con sede en Alemania. Los fondos en las tarjetas emitidas por la filial británica de Wirecard fueron congelados después de que la empresa alemana se declarara en quiebra y, como resultado, todas las transacciones de Curve asociadas y los servicios de transferencia de dinero fueron suspendidos.

La tecnología desarrollada por Curve combina todos los pagos en una sola tarjeta de crédito inteligente, conectada a una aplicación móvil que permite realizar pagos desde cualquier parte del mundo.

De acuerdo con el anuncio la suspensión sería temporal y Curve se encuentra en proceso de migrar a otro proveedor.

La empresa Payoneer Inc., con sede en Israel, es otra de las afectadas, en vista de que  sus tarjetas de crédito prepagas también fueron emitidas por Wirecard Card Solutions.

Payoneer envió una notificación a sus clientes quienes, hasta que se levante el congelamiento, podrán dirigir los pagos a su cuenta de usuario. De esta manera podrán “seguir recibiendo pagos de mercados, plataformas y clientes sin problemas y retirar estos fondos de su cuenta bancaria local”.

El comunicado agrega que: “Todos los fondos mantenidos en Payoneer son totalmente líquidos y están disponibles y se mantienen en bancos líderes mundiales. Nuestra compañía es sólida y estable, y está comprometida en proteger los fondos de nuestros clientes de acuerdo con todas las regulaciones globales relevantes”.