Colaborador de Bolsonaro con coronavirus

Post thumbnailJair Bolsonaro y Donald Trump en Mar a Lago Florida Foto: Alan Santos PR Palacio do Planalto Flicker CC BY 2.0
Fabio Wajngarten, jefe de prensa del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, diagnosticado con coronavirus, había criticado a los medios de su país un día antes de que recibiera el diagnóstico oficial del COVID-19 por publicar "absurdos" sobre su estado de salud.

Fabio Wajngarten, de 43 años, acompañó a Bolsonaro y a una comitiva del país suramericano en un viaje entre los pasados sábado y martes a Miami, donde participaron en una cena en Mar-a-Lago, la residencia de descanso del mandatario estadounidense, Donald Trump.

Después de que medios locales brasileños reportaran las primeras informaciones sobre una posible contaminación de Wajngarten, el secretario subió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que calificó a la prensa de "podrida" y la acusó de haber "hablado absurdos" sobre su salud y su persona.

Una parte "podrida de la prensa ya ha hablado absurdos sobre mi religión, mi familia y mi empresa y ahora hablan de mi salud. Pero estoy bien, no necesitaré abrazos", expresó Wajngarten.

Durante la visita, el secretario publicó en sus redes sociales diversos videos e instantáneas de su paso por Estados Unidos, entre ellas una fotografía en la que posa al lado de Trump y del vicepresidente Mike Pence.

Empresario de origen judío y salpicado por unas investigaciones de corrupción, Wajngarten asumió la Secretaría Especial de Comunicación Social de la Presidencia en abril del año pasado.

Además del alto funcionario, al menos otras 20 personas acompañaron a Bolsonaro en ese viaje, entre ellas Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario brasileño y diputado federal, la primera dama Michelle y diversos ministros, embajadores y diputados.

Este jueves, el Gobierno brasileño informó que ha comunicado a "todas las autoridades" estadounidenses sobre la contaminación del jefe de prensa y que Wajngarten se encuentra aislado en su residencia en Brasilia y solo volverá al trabajo "cuando no haya el riesgo de transmisión de la enfermedad".

Bolsonaro, su esposa, hijo y el resto de acompañantes igualmente fueron sometidos a las pruebas médicas para detectar una posible infección por el coronavirus y se encuentran bajo "observación".

"En este momento, voy a hacerme las pruebas, pero sin los síntomas de la enfermedad", anunció Eduardo Bolsonaro en sus redes sociales.

Trump, por su parte, afirmó que "no está preocupado" por la posibilidad de haber contraído el COVID-19.

"Cenamos juntos en Florida, en Mar-a-Lago con toda la delegación, pero no hicimos nada muy fuera de lo común, nos sentamos juntos durante un tiempo y conversamos. Veremos qué ocurre", completó el presidente estadounidense. EFE