Científicos israelíes recrean cerveza bíblica de hace 5.000 años

Post thumbnailFoto: Yaniv Berman Cortesía de la Autoridad de Antigüedades de Israel
Un equipo israelí compuesto arqueólogos, biólogos y fabricantes de cerveza elaboró con éxito, usando levadura que permaneció miles años inactiva, la cerveza que el gigante filisteo Goliat pudo haber tomado cuando iba a enfrentarse con un joven pastor llamado David. Y si consiguen la financiación necesaria, es posible que la cerveza esté pronto al alcance de los consumidores en los estantes de los supermercados.

En el mundo antiguo se le atribuían a la cerveza grandes poderes, especialmente para el culto religioso y propiedades curativas. La cerámica utilizada para producir cerveza en la antigüedad sirvió de base para esta nueva investigación. La investigación fue dirigida por el Dr. Ronen Hazan y el Dr. Michael Klutstein, microbiólogos de la Escuela de Odontología de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Dr. Yitzhak Paz de la Autoridad de Antigüedades de Israel. El equipo examinó las colonias de levadura que se formaron y se asentaron en los nano-poros de la cerámica. En última instancia, pudieron resucitar y usar esta levadura para crear una cerveza de alta calidad... que tiene aproximadamente 5.000 años de antigüedad.

Muchos cocineros fueron invitados a esta cocina, para aislar los especímenes de levadura de los restos antiguos y crear con ella una cerveza. Primero, los científicos se acudieron a los viticultores de la bodega Kadma Winery en Kfar Uria cerca de Jerusalén. Esta bodega aún produce vino en vasijas de barro, lo que demuestra que la levadura puede ser removida de forma segura de la cerámica, incluso si ha estado inactiva al sol durante años.

La levadura fue fotografiada por la Dra. Tziona Ben-Gedalya en el Centro de Investigación y Desarrollo de la Región de Judea. Tras un examen inicial, el equipo acudió a los arqueólogos, Dr. Yitzhak Paz, el profesor Aren Maeir de la Universidad de Bar Ilan y a los profesores Yuval Gadot y Oded Lipschits de la Universidad de Tel Aviv. Estos arqueólogos les dieron trozos de cerámica que habían sido utilizados como jarras de cerveza y aguamiel (vino de miel) en la antigüedad, y milagrosamente, todavía tenían especímenes de levadura atrapados en el interior. Estos frascos se remontan al reinado del faraón egipcio Narmer (aproximadamente 3.000 AEC), del rey arameo Hazael (800 AEC) y del profeta Nehemías (400 AEC), quien, según la Biblia, gobernó Judea bajo el reinado persa.

Los investigadores, con la ayuda de la estudiante Tzemach Aouizerat, de la Universidad Hebrea, limpiaron y establecieron la secuencia del genoma completo de cada espécimen de levadura y los entregaron al Dr. Amir Szitenberg del Centro de Ciencias del Mar Muerto-Arava para su análisis. Szitenberg descubrió que estos cultivos de levadura de 5.000 años son similares a los utilizados en las cervezas tradicionales africanas, como el de vino de miel etíope “tej” y la levadura de cerveza moderna.

Ahora había llegado el momento de recrear el antiguo brebaje. El experto local de cerveza israelí Itai Gutman ayudó a los científicos a hacer la cerveza. La cerveza fue probada por el Dr. Elyashiv Drori de la Universidad de Ariel, así como por catadores certificados del Programa Internacional de Certificación de Juez de Cerveza, bajo la dirección del cervecero y propietario de Biratenu, Shmuel Nakai. Los catadores aprobaron la cerveza, considerándola de alta calidad y segura para el consumo.

El Dr. Ronen Hazan, de la Facultad de Odontología de la Universidad Hebrea-Hadassah manifestó que "Lo más maravilloso aquí es que las colonias de levadura sobrevivieron dentro del recipiente durante miles de años, esperando simplemente ser excavadas y cultivadas. Esta antigua levadura nos permitió crear una cerveza que nos permite saber a qué sabían las antiguas cervezas filistea y egipcia. Por cierto, la cerveza no es mala. Aparte del artilugio de beber cerveza de la época del Faraón, esta investigación es extremadamente importante para el campo de la arqueología experimental: un campo que busca reconstruir el pasado. Nuestra investigación ofrece nuevas herramientas para examinar métodos antiguos y nos permite probar los sabores del pasado".

"Estamos hablando de un verdadero avance aquí. Esta es la primera vez que logramos producir alcohol antiguo a partir de levadura antigua. En otras palabras, de las sustancias originales a partir de las cuales se produjo el alcohol. Nunca se había hecho antes", apuntó el Dr. Yitzchak Paz, de la Autoridad de Antigüedades de Israel

El profesor Yuval Gadot, del Departamento de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv y Culturas del Antiguo Cercano Oriente, detalló: "Cavamos en Ramat Rachel, el sitio persa más grande del reino de Judea, y encontramos una gran concentración de jarras con las letras J, H, D - Yahud escrito en ellas. En un sitio real como Ramat Rachel tiene sentido que el alcohol se consuma en la casa del gobernador persa".

El profesor Aren Maeir, del Departamento de Estudios de la Tierra de Israel y Arqueología de la Universidad de Bar-Ilan, destacó que "Estos hallazgos muestran una retrato que respalda la imagen bíblica de los borrachos filisteos".