China e Israel unen esfuerzos en la nanotecnología

Post thumbnailCrédito: Thian May
La Universidad Bar-Ilan dio a conocer la firma de un acuerdo entre China e Israel para el establecimiento de un centro de nanotecnología que se dedicará, principalmente, a la investigación y desarrollo de nanomedicina, ingeniería de materiales 2D y producción de grafeno.

El denominado Centro de Excelencia China-Israel operará en el Instituto de Nanotecnología de la Universidad Bar-Ilan y contará con la participación de la Academia Nacional de Ciencias de China. El centro llevará a cabo la investigación más avanzada del mundo, con un potencial tecnológico sin precedentes que allanará el camino para el significativo avance de las relaciones científicas entre China e Israel, y cuyo esperado impacto se sentirá en el futuro cercano.

Entre los productos que se espera desarrollar en los laboratorios del centro están las pantallas plegables flexibles de mínimas dimensiones.

El convenio se firmó en una ceremonia llevada a cabo entre representantes chinos e israelíes y contó con la presencia de representantes diplomáticos de ambas naciones. Este es un evento sin precedentes que implica avances importantes en el desarrollo de tecnologías que acompañan la cotidianidad de las personas, presente especialmente en los teléfonos celulares. Con la firma del acuerdo se abordará el ámbito de la nanomedicina en programas de investigación y desarrollo científico e industrial entre los dos países firmantes.

La integración del componente industrial en el proceso facilitará la transformación de la investigación especializada en materiales nanomédicos y del grafeno, en productos de alta disponibilidad para los consumidores.

La colaboración China asignada al acuerdo está representada por una inversión de "unos pocos millones de yuanes", y tiene como objetivos secundarios la creación de nuevas oportunidades de trabajo, tal como lo comentó el prof. Fixler de la Universidad Bar-Ilan, uno de los arquitectos del acuerdo. "Es una iniciativa que conducirá al crecimiento económico de China e Israel".