Chequean la radiación en soldados israelíes tras el siniestro de un helicóptero

Post thumbnailHelicóptero Yasur Foto archivo de la Fuerza Aérea de Israel
Los soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) que estuvieron involucrados en el accidente de un helicóptero, el martes 26 de noviembre pasado, fueron sometidos a un chequeo para revisar si resultaron expuestos a sustancias radioactivas, señala un informe del Canal 12 de la televisión.

El informe sostiene que la revisión determinó que los catorce militares, incluyendo la tripulación y los pasajeros, no se vieron expuestos a niveles de radiación superior a lo normal. Tampoco las personas que arribaron inmediatamente a la escena del siniestro ni los habitantes de la zona sufrieron algún riesgo.

El informe indica que las hélices de la aeronave contienen material radioactivo que puede romperse con el fuego.

Un helicóptero de tipo CH-53 Sea Stallion, conocido en Israel como Yasur, realizó un aterrizaje de emergencia en el norte del desierto del Negev, tras detectarse fuego en uno de sus motores, cuando se dirigía a una base del sur del país para un ejercicio de entrenamiento.

Los catorce soldados que estaban a bordo lograron abandonar la aeronave sin un rasguño, al aterrizar de emergencia en las afueras de la localidad de Beit Kama, cerca de Rahat. El helicóptero resultó completamente destruido por las llamas.

La Fuerza Aérea de Israel decidió mantener en tierra su flota de helicópteros de transporte pesado Yasur tras el incidente. Fuentes de la Fuerza Aérea dijeron que están investigando las causas del siniestro.

Los helicópteros Yasur fueron adquiridos en la década de los sesenta a Estados Unidos. Durante décadas la aeronave ha sido restaurada y actualizada; pero las FDI consideran que ya es hora de reemplazarlas por un nuevo modelo.

En 2010, un helicóptero Yasur se estrelló durante un ejercicio conjunto de la Fuerza Aérea de Israel y la de Rumania. Siete personas, cuatro pilotos israelíes, dos mecánicos israelíes y un oficial de enlace rumano, fallecieron en el incidente, que fue aparentemente provocado por un error humano.

Tras el accidente de un helicóptero militar estadounidense en 2013, la Marina de EE.UU. expresó que las hélices de la aeronave contienen una cantidad insignificante del isotopo radioactivo estroncio 90, según el periódico militar norteamericano Barras y Estrellas (Stars and Stripes), usado para monitorear la integridad de la pala del rotor.