"Cero Uno" en el museo Torre de David

Post thumbnail"Infimensions"
“Zero.One” (Cero Uno) es un festival de arte digital que tiene como objetivo explorar la conexión entre la creatividad humana y la tecnología a través de presentaciones audiovisuales en vivo, instalaciones de arte digital, proyecciones, paneles y conferencias.

Los directores artísticos Yair Moss y Daniel Zini declaran que “este proyecto ofrecerá a los que lo visiten una experiencia intensa” que tendrá lugar en Israel por primera vez.

Se invita al público a pasear por las representaciones y obras de arte y participar en los paneles  sobre temas candentes en la cultura  digital en Jerusalén. Los temas: memoria y olvido, religión y tecnología, y la capacidad de contener un mundo infinitamente documentado y aplicar sus injusticias, que se presentará el 27 y el 28.11 en el Museo de la Torre de David.

El festival busca profundizar la contemplación de la experiencia humana en la era digital, al observar las fuerzas ocultas que lo activan, el mismo mundo que existe en la conexión entre cero y uno. Moss y Zini agregan: “Hemos reunido a la mayoría de los artistas locales e internacionales que utilizan tecnologías innovadoras: herramientas de música basadas en códigos, inteligencia artificial, escaneo 3D (fotogrametría), procesamiento digital, algoritmos de aprendizaje y más”. Llegan para ofrecer dos veladas de actuaciones entre los muros y las piedras del hermoso sitio arqueológico de la Torre de David, una reliquia de civilizaciones antiguas.

Entre los artistas participantes: Ryoichi Kurokawa, artista multidisciplinar japonés que trabaja en Berlín, observa la relación entre la naturaleza y el hombre a través del procesamiento de escaneos 3D de estructuras arquitectónicas cuyo tiempo y naturaleza interfirieron en su forma,  Freeka Tet, artista francés con sede en Nueva York, su trabajo involucra estilos y medios: objetos, prótesis, animación mecánica, piratería, materiales existentes, escritura de códigos y rendimiento.

Freeka Tet


También participarán Ofer Smilansky, israelí que trabaja en Bélgica, en su programa audiovisual "Beasty Tears", utiliza una técnica de proyección de luz confitada con luces LED. Refik Anadol de Estambul opera en Los Ángeles, crea instalaciones inmersitas basadas en datos y arte específico del sitio en el dominio público. “Infimensions” un artista digital nacido en Croacia que explora la conexión entre las dimensiones de luz, sonido, espacio y espíritu.

Ryoichi Kurokawa