Centro de Teatro Shlomi estrena “Ancianos para Siempre”

Post thumbnail
El Centro de Teatro Alternativo Shlomi, que se encuentra en la frontera norteña del país, crea también un teatro que se puede llamar de “fronteras artísticas” y estrenará en el Teatro Tmuná de Tel Aviv la pieza “Ancianos para siempre”, una obra multidisciplinar sobre el encuentro entre la anciana y la juventud, inspirada en las obras de Beckett. Una creación de Pablo Salzman y Claudio Edelberg (Pancho para los amigos) que ya por sus nombres se adivina su origen sudamericano.

Pablo Salzman


Dirigida por Salzman junto a Adva Levi. Video Arte de Fabian Fitoussi, diseño del espacio de Claudio Edelberg, la música es de Gustavo Bustamante. Del movimiento se encargaron Neta Plotski y Magdalena Klein. Encabeza el grupo de actores Neta Plotski, quien a través de los años ha creado no solo este teatro alternativo junto a Salzman sino que nuevos lenguajes teatrales y de performance. Se estrena el 30.5 a las 19 y 21hs. En el Centro Tmuná.

Pablo Salzman explica que “La influencia del trabajo de Beckett se expresa en esta obra en el tema, en las imágenes del escenario y en la dirección del director. Con una mirada más cercana, se pueden ver las imágenes de su trabajo y todas juntas hacen que el trabajo sea un homenaje a Beckett. En sus obras, Beckett se destacó en personajes e imágenes visuales vívidos, escenas limpias, figuras estereotipadas y movimientos meticulosos”.

Actores del Teatro Shlomi


El espectáculo “Elders Forever” tiene ocho imágenes. Cada imagen tiene un título principal que se declara durante la reproducción. La primera imagen: entrada de la audiencia, última imagen: salida de la audiencia, incluida una secuencia de imágenes que indican una situación existencial y una relación entre tres personas mayores, actores veteranos, sentados en carros y tres actores jóvenes responsables de su funcionamiento. La obra tiene su propia lógica y realidad que se manifiestan con una combinación de diferentes artes, lo que permite crear en escena un mundo experiencial con sus propias reglas. La dramaturgia no depende de la trama, sino que es libre, enérgica y dirigida a tocar diferentes y variadas secuencias de lo que está presente en la experiencia.

En todas las imágenes, las instrucciones de dirección son declaradas por anunciador, a excepción de la quinta imagen, “Lights out”, en la que los “actores jóvenes” son los que anuncian de acuerdo con su voluntad y llevan los “Ancianos o actores veteranos” hasta su muerte. Pero este no es el final de la historia. No hay una historia lineal realista. El trabajo está liderado por un lenguaje surrealista de absurdo que crea su propia realidad, un enigma para los artistas y espectadores que están conmovidos entre la emoción y la alienación, lo visible y lo oculto.

Pablo agrega que “la obra trae al escenario el tema central y es el encuentro de la vejez  frente a la juventud entre personas y el diálogo del hombre frente a sí mismo. La investigación del conjunto refleja el cambio de generaciones en el teatro y los roles cambiantes. La relación entre un actor cuyos días de gloria han pasado y el joven a veces se examina con arrogancia y otras veces en su evaluación. La muerte también se presenta como una imagen, el anciano es asesinado y vuelve a aparecer y el joven muere y quiere que regrese. Hay un diálogo externo e interno.