Cada vez menos personas se van de Israel: emigración en las cifras más bajas de las últimas décadas

Post thumbnailFoto ilustrativa: Ethan Mcarthur / Unsplash
Según cifras de la Oficina Central de Estadísticas de Israel, desde el año 2003 se ha mantenido el descenso en la cantidad de israelíes que han salido a vivir en el exterior por un año o más.

En el último reporte se señaló la menor cifra en la emigración israelí, unas 14.300 personas, contadas desde 2017, lo que representó un descenso del 6% en la emigración contabilizada en 2016. Esta reducción en el número de emigrantes desde Israel resultó, además, en la cifra más baja desde 1980.

Durante las décadas posteriores a 1980 las cifras se mantuvieron en alta, llegando a contar 25 mil personas saliendo de Israel cada año y totalizando unas 120 mil entre 1980 y 1989.

Luego, durante la Segunda Intifada se había registrado un aumento significativo en la cantidad de personas que decidió vivir fuera de Israel. El número de israelíes que dejó el país ha estado en descenso desde el año 2003, tras dos años de gran emigración en 2001 y 2002. Desde el 2002 la emigración ha caído casi un 50%, de los 27.300 emigrantes ese año a los 14.300 en el 2017.

Las cifras de crecimiento de la población han logrado atenuar el efecto de la emigración. Resultado similar lo produjo el regreso a casa de muchos israelíes, por ejemplo unos ocho mil en 2017, además de la cantidad de inmigrantes al país, que alcanzó su punto máximo en 2017, con cerca de 28 mil personas mudándose a Israel. En consecuencia, las tasas de migración se han mantenido negativas.

De las cifras conocidas se puede concluir que los nativos son los más reacios a abandonar Israel, toda vez que la mayoría de los que emigran son personas nacidas en el exterior y que en algún momento se mudaron a Israel. Sin embargo, la cantidad de sabras que emigraron en 2017 fue 48% del total.

Dos tercios de los israelíes nacidos en el exterior que emigraron en el 2017 nacieron en Europa y un 22.7% nacieron en América o Australia.

De los nacidos en el extranjero que dejaron Israel en el 2017, 44% de ellos habían llegado al país en los cuatro años anteriores, mientras que 38% llegaron al país en la ola masiva de inmigrantes, especialmente de Europa Oriental, entre 1990 y 2007. Solo 9% se habían mudado a Israel antes de 1989 y 9% entre el 2008 y el 2012.

Además, de los 14.300 emigrantes que dejaron el país en 2017, un 24% eran cristianos, en su mayoría inmigrantes que llegaron a Israel desde los países de la ex Unión Soviética, o personas que no declararon pertenecer a ninguna religión.