Brasil “aún está estudiando” el traslado de la embajada a Jerusalén

Post thumbnailBenjamín Netanyahu y Jair Bolsonaro Foto: Avi Ohayon GPO vía Flickr
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no tiene previsto visitar territorios controlados por la Autoridad Palestina (AP) durante el viaje oficial que realizará a finales de este mes a Israel, según anunció el canciller brasileño, Ernesto Araújo.

"Por el momento no está previsto visitar territorios palestinos", manifestó Araújo en una rueda de prensa en Brasilia tras regresar de Estados Unidos junto con Bolsonaro, quien se reunió el martes con su homólogo estadounidense, Donald Trump.

El viaje a Estados Unidos se enmarcó dentro de una gira internacional de Bolsonaro que le llevará a Chile y a finales de marzo a Israel, tres países a los que el Gobierno brasileño considera como aliados estratégicos.

La visita a Israel supondrá un paso más en la alianza estratégica entre ambos países que se inició con la llegada de Bolsonaro al poder el pasado 1 de enero y que tiene por objeto intensificar la cooperación en diferentes áreas, especialmente en ciencia y tecnología.

"Es una visita en la que tenemos un grado de expectativa muy alto. Pretendemos que sea tan positiva como la de Estados Unidos y estamos trabajando para que así sea", comentó Araújo.

El mandatario había sido invitado en enero pasado por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, a visitar territorios controlados por los palestinos, aunque por el momento no tiene previsto hacerlo, de acuerdo con el canciller brasileño.

Sobre el posible traslado de la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén pretendido por Bolsonaro, Araújo dijo que es una "cuestión importantísima" que forma parte "de la esencia de lo que puede significar esa relación con Israel".

Sin embargo, afirmó que ese cambio lleva consigo "una cuestión de sensibilidades", por lo que el asunto aún está siendo estudiado.

"Es una decisión que depende del presidente de la República (Bolsonaro)" y "es un movimiento que tiene que hacerse con un correcto encaje para que quede claro que sería un movimiento positivo", declaró.

Aunque no lo ha confirmado desde que asumió la Presidencia, Bolsonaro manifestó durante la campaña para las elecciones de octubre pasado su intención de cambiar la embajada de Brasil en Israel y trasladarla desde su actual sede en Tel Aviv a Jerusalén.

Esa posible mudanza generó malestar en muchos países árabes, que están entre los principales importadores de pollo de Brasil, que es a su vez uno de los mayores productores de aves del mundo.

Araújo dijo que, con esa aproximación a Israel, Brasil quiere "contribuir para la paz en la región", sin que ello dañe su relación con los países árabes y, en ese sentido, señaló que no tienen pensado cambiar su actitud diplomática con respecto a Irán.

"Queremos ver el mundo no a partir de prejuicios, sino a través de conceptos", sentenció. EFE y Aurora