Bennett hace obligatorio el estudio en las escuelas del papel de los polacos en el Holocausto

Post thumbnail
El ministro de Educación, Naftali Bennett anunció que la controvertida declaración, emitida por el primer ministro Biniamín Netanyahu y el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki, no formará parte de las lecciones de historia sobre el Holocausto en las escuelas.

“El sistema educativo seguirá apegándose a la verdad histórica según la cual los polacos tomaron parte activa en la máquina de exterminio nazi asesinando judíos, entregándolos e informándoles”, dijo Gilad Maniv, funcionario del Ministerio de Educación.

Maniv explicó que el sistema educativo continuará enseñando a los estudiantes israelíes que los polacos eran antisemitas antes, durante y después del Holocausto. “Antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial, los polacos excluyeron a los judíos de la academia, los boicotearon y los perjudicaron económicamente. Cuando los nazis llegaron a Polonia, encontraron una población polaca empapada de antisemitismo, por lo que las afirmaciones de los polacos no son ciertas” expresó.

El ministro de educación decidió incluir una unidad de estudio obligatoria sobre el tratamiento de la población polaca al pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial como parte de la capacitación brindada a los guías turísticos que acompañan los viajes educativos de los estudiantes israelíes a Polonia.

Destacará la cooperación a gran escala de la población polaca con el régimen nazi, incluida la información sobre los judíos, la entrega de los mismos y el asesinato directo de judíos.

Además de eso, la unidad de estudio también contará con las acciones de los Justos entre las Naciones: personas polacas que arriesgaron sus vidas para salvar a los judíos.

Si bien el tratamiento que los polacos dieron a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial siempre tuvo una parte destacada en el plan de estudios, no se requirió que los guías turísticos se enfocaran específicamente en la participación de los polacos en el asesinato de judíos. Las nuevas instrucciones de Bennett harían que el tema sea parte de los requisitos obligatorios.

La unidad de estudio obligatoria se incorporará a las diversas actividades educativas realizadas durante el viaje a Polonia, que incluyen visitas a sitios históricos relacionados con el Holocausto, así como también pogromos contra los judíos antes de la guerra.

El Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos respaldó la posición de Yad Vashem, diciendo que la revisión que los legisladores hicieron la semana pasada no aborda la principal preocupación, que es el potencial de intimidación, autocensura y politización.

La reacción en Israel “confirma nuestra creencia de que necesitamos mejorar aún más la cooperación de historiadores, profesores y guías de museos polacos, israelíes y judíos para proteger la verdad sobre la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto”, manifestó.

Esta semana, un banco estatal polaco, PKO Bank Polski, pagó anuncios en los principales periódicos internacionales para publicar la declaración completa, un ejemplo de cómo las autoridades estatales polacas aprovechan las ganancias de las empresas estatales para respaldar sus posiciones ideológicas.