Bélgica corta los lazos  con el sistema educativo palestino por glorificar a terroristas

Post thumbnailAutobus israelí destruido durante el ataque terrorista conducido por Dalal Maghrebi Foto: MathKnight Wikimedia CC BY 2.5
El Ministerio de Educación de Bélgica anunció que suspende sus relaciones con el Ministerio de Educación de la Autoridad Palestina (AP) por negarse a las exigencias de Bruselas de que cambie el nombre a una escuela que honra a una terrorista palestina, según el reporte del diario judío Joods Actueel.

Bruselas le hizo varios pedidos a la AP para que le cambie el nombre a una escuela financiada por Bélgica, en la ciudad cisjordana de Hebrón, que actualmente lleva el nombre de la terrorista Dalal Mughrabi.

Mughrabi era miembro del movimiento Fatah, de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), y lideró una célula compuesta por palestinos y libaneses, que en 1978 desembarcó en la costa israelí provocando una masacre, en la que fueron asesinados 38 civiles (37 israelíes y una turista norteamericana), entre ellos trece niños.

“Mientras los nombres de las escuelas sean usados para glorificar el terrorismo; Bélgica no cooperará más con el Ministerio de Educación Palestino y no concederá presupuestos para la construcción de escuelas”, apuntó el la cartera belga en un comunicado.

En octubre de 2017, el Gobierno belga congeló 3,8 millones de dólares de un paquete de ayuda para la construcción de dos escuelas administradas por la AP en Cisjordania debido a los informes de que el colegio en cuestión aún se llama “Escuela primaria mártir Dalal Mughrabi”.

La escuela construida en 2013 con los dineros de los contribuyentes belgas se llamaba al principio “Escuela Primaria para Niñas Beit Awwa”; pero los líderes palestinos le cambiaron el nombre para honrar a Mughrabi.

La operación terrorista conducida por Mughrabi, el 11 de marzo de 1978, tenía según la OLP el objetivo de descarrilar las negociaciones de paz de Israel con Egipto.

La masacre fue vista ampliamente como la provocación final que condujo a la invasión israelí del Líbano con alrededor de 25 mil efectivos, tres días después del ataque.

El año pasado, Noruega reclamó a la Autoridad Palestina que le devuelva el dinero que puso para un centro de mujeres en Cisjordania cuando también fue renombrado para la gloria de Mughrabi.

El ministro de Exteriores de Noruega, Borge Brende, criticó duramente a los líderes palestinos por el uso del dinero.

“Noruega no permitirá que sea asociada con instituciones que toman el nombre de terroristas”, manifestó Brende. “No aceptaremos el uso de la ayuda exterior noruega para tales propósitos”.

“La glorificación de los ataques terroristas es completamente inaceptable y yo deploro esa decisión en los términos más duros posibles”, añadió.