Asesinan al presidente del Likud Sudáfrica

Post thumbnailSergio Kowensky
El presidente de la organización Likud Sudáfrica fue asesinado a balazos cerca de su oficina en Johannesburgo.

Sergio Kowensky, de 67 años, fue ultimado frente a su empresa de aire acondicionados por desconocidos que no se llevaron ni su automóvil, ni su teléfono móvil, y tampoco su billetera.

Kowensky nació en Buenos Aires, Argentina, y creció en la pequeña localidad de Moisés Ville, en la provincia de Santa Fe, fundada por judíos de Rusia y Europa oriental que escapaban de las persecuciones, en 1889.

Ha sido sobrevivido por su esposa Alison y sus tres hijos, de edades comprendidas entre los 32 y 42 años.

El incidente es seguido de cerca por los dirigentes de la comunidad judía de Sudáfrica que en los últimos tiempos está padeciendo un aumento de la retórica antisemita tanto en la vida real como en los medios sociales.

En un principio se sospechó que Kowensky fue asesinado por fanáticos que se oponen al Estado de Israel, dado que la víctima dedicó con pasión toda su vida a defender los ideales del sionismo; pero la policía no descarta que el móvil esté relacionado con la creciente violencia irracional que se registra en las calles de Johannesburgo.

El 23 de junio pasado fue asesinado a puñaladas un agricultor judío, Jeffrey Zetler, de 62 años, en un presunto robo en una granja de frutillas, a 50 kilómetros de Ciudad del Cabo.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, lidera el partido gobernante Likud en Israel.