Portada  |   Economía  |  Mundo Judío  |  Arte y Espectáculo  |  Oriente Medio  |  Opinión  |  Diplomacia  |  Nacional  |   Turismo  |   Blogs Aprenda hebreo
Portada -> Notas
 
Publicado 17/01/2013 10:26
Opinión
Elecciones: ¿por qué y para qué?
Cdor. Samuel Hendel



Las leyes fundamentales de Israel disponen que el plazo de vigencia de la Knéset es de cuatro años desde el día de su elección. La elección se realizará el día martes - tercero del mes de Heshvan.
A su vez el artículo 36 dispone que si no se aprueba el Presupuesto en el plazo de tres meses desde el comienzo del año, se considera la Knéset como disuelta y se realizarán elecciones anticipadas.
El presupuesto era anual y desde el último periodo político es bienal.
¿Cómo surgió la decisión de las elecciones? Por una norma legal reciente de aparente inocencia: si no se aprueba el Presupuesto bienal ha de disolverse el parlamento y convocarse a elecciones.
Ello sirvió de circunstancia apropiada para provocar la disolución del parlamento.
Al analizar el ambiente político preelectoral hemos necesariamente de repasar la corta evolución histórica que sufrió el país desde su refundación hace sesenta y cuatro años.
Y es así la obligación moral pues este país tuvo y tiene un proceso de reconstrucción. Los interesados en el tema han de detener su pensamiento y releer el proceso histórico de los mencionados sesenta y cuatro años de evolución política, social y administrativa.
No solo que el pueblo judío vivía disperso en todos sus aspectos, sino que los habitantes de ciertos países sufrieron de las evoluciones políticas y por ende al concretarse la “aliá” hacia el nuevo Estado, los inmigrantes se integraban a la sociedad con sus ideas políticas y sociales, y naturalmente influían en el proceso de integración que vivía la nueva sociedad.
La mayoría de los inmigrantes provenían en los primeros años de Rusia y Polonia, por lo que trajeron la influencia de la ideología marxista. Por otro lado durante los primeros veinticinco años dominaban en la política los grupos de dicha tendencia, tanto en la Histadrut como en la Knéset.
Ello llevó a que se aprobaran medidas afines con dichas ideologías. Si bien en la segunda mitad del siglo XXI desaparecen en los países europeos las ideologías mencionadas, en Israel siguieron predominando tanto en la política económica como laboral.
Se puede afirmar, sin temor a error, que aún a la fecha sigue en el país un cierto aire de izquierda en las reparticiones públicas.
En un enfoque objetivo cabe afirmar que el gobierno actual no estuvo en presencia de condiciones políticas, económicas o laborales para convocar elecciones, salvo el descuento de un triunfo amplio.
Las condiciones de la política externa, la situación económica interna y mundial no indicaban necesidad de elecciones.
Un factor confirmatorio de nuestra opinión es la ausencia de programas políticos y económicos de parte de los grupos participantes en las elecciones.
Cuando en el pasado los partidos se definían con claridad respecto a sus ideas y planes de gobierno, a la fecha se oyen pálidas definiciones: izquierda - centro, centro, centro derecha - derecha, etc. Significa que la opinión pública israelí no está al día con el mundo respecto a la economía de mercado y a la vigencia de todas las normas de justicia social.
En cuanto a la situación económica, si bien la crisis en EEUU y Europa no ha sido

superada, la economía israelí está afrontando dificultades que las autoridades no las han tenido hasta la fecha.
Solo nos referiremos a la opinión más que reciente que acaba de publicar la Heritage Fundation en su “Index of Economic Freedom 2013”. Allí se califican 185 países e Israel ocupa el lugar 51 en cuanto a libertad económica. El solo enunciado de tal información deberá más que preocupar a las autoridades del país.
Lo preocupante según el autor de la investigación - Terry Miller - Director del mencionado centro, es que la libertad política no puede florecer bajo regimenes autoritarios y despóticos como está ocurriendo con los surgentes de la Primavera Arabe.
El problema es que se ha convocado a elecciones sin exponer ante los ciudadanos ninguna temática vital para el país. Como consecuencia de las campañas publicitarias surgieron informaciones preocupantes que no se arreglan con elecciones.
El trámite de la aprobación del presupuesto de gastos del Estado es casi una escritura sagrada. Pero si tratamos de conocer las aplicaciones individuales de las retribuciones de los diferentes organismos estatales, desaparecen absolutamente los pormenores sacrosantos. Es así que el nivel salarial de todos los funcionarios han de ser equitativos y justos, aparecen envueltos en toda clase de redondeles que solo alcanzan la injusticia en el tema.
Es recibido en casi todos los países ordenados y democráticos que el presupuesto define las exigencias y el nivel técnico de cada funcionario que define el nivel de su retribución.
Hace pocos días se publicó en la prensa local las condiciones de retribuciones de los funcionarios públicos, las diferencias y discrepancias en las mismas son casi abismales y sin justificación aparente. Las diferenciaciones no son sólo a nivel personal que explicaría maniobras políticas sino que hay cierto de tipo de empresas públicas (Compañía de Electricidad, los puertos, etc.) que parecen gozar de normas legales celestiales para las retribuciones.
Si bien el tema Presupuestal Estatal pertenece a una disciplina específica, es el público con el aporte de los impuestos y en la votación electoral que acepta la política general y las asignaciones individuales para los cargos.
Ningún político ha reaccionado o explicado a qué se deben las diferencias abismales en cargos de parecidas exigencias y condiciones.
Luego del informe de la Comisión Trajtenberg, el gobierno publicó la adopción de ciertas propuestas; asimismo lo hizo el gobierno con el Banco de Israel proyectando mejoras que parecerían nacidas en el paraíso y no en el mercado de Israel, lleno de errores en sus resultados y distorsiones en sus ideas básicas.
Cuando aparentaba que los gobernantes se desplazaban sobre sus aguas triunfantes con los remos de la ignorancia, sorprendió a la opinión pública con una bomba inesperada: el déficit en el Presupuesto del 2012: 39 billones de shékels. En las mismas horas, los anuncios oficiales marcaban el incremento triunfal en los ingresos, pero no aparecían las cifras del déficit. Es este el déficit más alto en la última década. Surge una explicación tonta de parte del Ministro de Finanzas y es que todas las reparticiones trataron de sonsacar todos sus créditos.
Llama la atención que los sabios financistas hayan cometido la decisión de una simpleza tan inocente.



Compartir:
    im Del.icio.us     im Digg     im Google      im Yahoo     im Meneame     im Facebook     im Twitter


Agregar Comentario
Nombre:
E-mail:
Mostrar No mostrar
Pagina Web:
Titulo:
Comentario
Maximo de 280 letras



 
Cocinando con una experta

Gran cantidad de suntuosas recetas de cocina gourmet y también recetas originales e internacionales de la alta cocina ju...

Más

 Precio
180 NIS. Comprar
45USD. Comprar

Ó
Por
PayPal

La vejez

Una forma original, novedosa y amena de abordar, instruir y orientar acerca del proceso del envejecimiento....

Más

 Precio
45 NIS. Comprar
25USD. Comprar

Ó
Por
PayPal

Latinoamericanos en Israel

Vivencias, anecdotas e historias sobre la presencia de los latinoamericanos en Israel....

Más

 Precio
40 NIS. Comprar
20USD. Comprar

Ó
Por
PayPal

Poemas hispanos

Colección de poemas inspirados por el viaje a España de uno de los más destacados poetas israelíes....

Más

 Precio
40 NIS. Comprar
22USD. Comprar

Ó
Por
PayPal

Portada Servicios Shopping Suscribase Hoy Newsletter Contactenos Nosotros
             
RSSRSS DelicousDel.icio.us DigDigg GoogleGoogle YahooYahoo MeneameMeneame FacebookFacebook TwitterTwitter

Aurora Israel         © Copyright 1995-2014
Director Arie Avidor         Aurora-Israel.co.il