Portada  |   Economía  |  Mundo Judío  |  Arte y Espectáculo  |  Oriente Medio  |  Opinión  |  Diplomacia  |  Nacional  |   Turismo  |   Blogs
Portada -> Notas
 
Publicado 20/12/2012 16:12
Opinión
¿Hasta cuándo será posible tolerar la insolencia de los palestinos?
Pablo Roitberg, Buenos Aires



Es por todos bien conocido que cada pueblo, tiene sus virtudes y sus defectos, pero donde no encuentro una respuesta convincente es: ¿hasta cuando y hasta dónde es aconsejable la tolerancia? ¿Quién tiene el privilegio de ser el juez, capaz de discernir ese tema, sin error?
Muchos conocen la procedencia y la historia del pueblo israelita. Quien más quien menos ha hojeado la Biblia o Tanaj y puede saber quién es y de dónde procede.
El Estado de Israel, ha mostrado en los últimos sesenta y cinco años, gran parte de su capacidad evolutiva y también de sus errores. Todo eso, engrosa para bien, su nutrida historia.
El haber soportado hasta el hartazgo, la insolencia y la irrespetuosidad palestina, como también la de algunos vecinos con quienes aún no logró firmar la paz, le acercan suficientes títulos como para calificar, la estatura de su bonhomía, su preparación, su desarrollo científico- tecnológico e intelectual, de los que muchos pueblos se sentirían honrados de ser vecinos. Es incomprensible la ignorancia de estos palestinos que aún no comprenden que “es preferible empatar con un sabio...que ganarle a un ignorante”.
Nadie puede negar la inserción de Israel en el contexto de las naciones del mundo, su participación en los más diversos problemas que los afectan y las elogiosas críticas obtenidas, que solo hablan de un envidiable éxito.
No es sorpresa para nadie, lo repentino y solidario de su apoyo, en las adversidades de cualquier país, sin importar distancias, riesgos, costos y cualquier otra eventualidad, que por ser un país pequeño y en constante desarrollo, afronta como todos, sus gigantescas necesidades, que solo su esfuerzo, podrá hacerle recuperar. Ni bien se entera de alguna tragedia en el mundo, allí estará Israel como el primero o al menos, entre los primeros, para dar “esa mano fraternal que solo un gaucho puede valorar”.
¿Puede alguien en el mundo, rebatirme esta aseveración, señalándome cual de los países árabes tan poderosos del universo, lo ha imitado o ha competido con Israel.
La enciclopedia avergonzada, cruzando sus labios con el dedo índice, en son de silencio, me repite: ninguno. Yo lo ratifico: ninguno, jamás.
Esto es así, por que el pueblo hebreo, en su larga y caminada historia, ha aprendido, ha conocido y ha saboreado muy de cerca el verdadero gusto del sinsabor, por eso pretende transmitirlo en sus mejores acciones, aunque un grupo de inadaptados e ignorantes, intente enturbiarlas.
¿Pero, quienes son esos malvados, intratables y desagradecidos palestinos, que viven de la dádiva pública del mundo, incluso de las de Israel, y todavía alzan sus sucias y ensangrentadas manos, contra ese pueblo, que ha demostrado al mundo entero, su laboriosidad, su ingenio y eficiencia en cuanto proyecto pudo desarrollar?
“Cría cuervos...y te sacarán los ojos”, expresa un viejo aforismo y cuanta razón tiene. Los palestinos viven hostigando de la peor manera a ese sabio vecino, ante quien deberían sacarse el

sombrero con la mayor humildad y respeto, tan solo por una sola lección de convivencia vecinal.
Viven lanzando poderosos y destructivos misiles contra poblaciones civiles desarmadas. Qué ejemplo le dieron, le dan y le darán a sus hijos. Por supuesto: el peor. Pero lo que más me enerva, es ver al frío mundo, mudo, ciego y sordo.
Ahora se lanzaron armados con toda su ignorancia en una guerra sin cuartel, desprolija, traicionera, indiscriminada, contra las bellas ciudades de Israel y se atrevieron a intentar bombardear la ciudad más santa de todas las religiones. Su ignorancia los llevó a olvidar, que allá vive el Dios todopoderoso, que ellos no respetaron y recibirán indudablemente, su castigo.
Israel, en nombre del señor todopoderoso, es el encargado de ese castigo. Vamos a mirarlos derecho a los ojos, para ver la cara que ponen. El mundo, que se quede en su mudez, en su ceguera y en su sordera. Cuando el ejército entre, al igual que todos, no quedará nada en pie.
Esos miserables deben ser acallados de una sola vez y para siempre. En mi afanosa inquietud por aumentar mis conocimientos sobre el origen de los palestinos, he releído kilómetros y kilómetros de escritos informativos sobre su procedencia y llego a la conclusión, que se trata de analfabéticos grupos tribales, nómades, que merodeaban en el desierto egipcio y la isla de Creta (Caftor), el Faraón Ramsés III, los expulsó entre los años 1186 y 1155 antes de la era cristiana. Se asentaron como “invasores-intrusos” en la tierra de los cananeos, a los que ayudaron en la guerra contra los judíos.
El origen de su denominación, “filisteos” (Plishtim) se la dio el Imperio Romano después de enviar al exilio al pueblo hebreo, despojado del Reino de Israel y de Iehudá. Filisteos proviene del latín “Philistinus” y del griego “Philistinoi” que significa algo así como intrusos o invasores. Proceden de la tribu de Dan, (séptimo hijo varón de Yaacov) y de la unión de éste con Rajel, de nombre bíblico “Zilpá”.
Son “apátridas”, nunca se les ha conocido como pueblo, nunca fueron gobierno, no tienen lengua ni religión propia, adoptaron la árabe. Nunca llegaron a poseer Hebrón ni Jericó y mucho menos Jerusalén, aunque si se les permitió cohabitar en las cercanías de Gaza.
Los que vivían en la costa del Mediterráneo, fueron derrotados por el Rey David, aunque los mejores guerreros fueron incorporados a su guardia. Si los palestinos de hoy insisten, deberán reconocerse como grupos invasores, jamás como pueblo, porque nunca lo fueron. Y no hay ley en el mundo que los pueda amparar. Jamás tendrán derecho de reclamar Jerusalén. El único que posee ese título desde hace más de tres mil trescientos años, es el pueblo de Israel. Cuando el pueblo hebreo entra en la “tierra prometida” ya contaba con una antigüedad como tal, de dos mil cuatrocientos cincuenta años. Creo, casi convencido, que ahora se les acabó el juego.



Compartir:
    im Del.icio.us     im Digg     im Google      im Yahoo     im Meneame     im Facebook     im Twitter


Agregar Comentario
Nombre:
E-mail:
Mostrar No mostrar
Pagina Web:
Titulo:
Comentario
Maximo de 280 letras



 
Los cuentos que no conté

Cuentos cortos que recopilan los hechos y vivencias personales de carácter anecdótico....

Más

 Precio
49 NIS. Comprar
25USD. Comprar

Ó
Por
PayPal

Diario de Entebe

Shimon Peres, quien fuera entonces ministro de defensa, describe los entretelones de los eventos diplomáticos, políticos...

Más

 Precio
69 NIS. Comprar
35USD. Comprar

Ó
Por
PayPal

Diccionario Portugués - Hebraico - Portugués

37.000 palabras, acepciones y giros idiomaticos. De gran utilidad para quien quiera dominar ambos idiomas....

Más

 Precio
130 NIS. Comprar
35USD. Comprar

Ó
Por
PayPal

¿Mataron los judíos a Jesús?

Dirigido a todo lector que desee ampliar sus conocimientos y revisar sus convicciones....

Más

 Precio
45 NIS. Comprar
24USD. Comprar

Ó
Por
PayPal

Portada Servicios Shopping Suscribase Hoy Newsletter Contactenos Nosotros
             
RSSRSS DelicousDel.icio.us DigDigg GoogleGoogle YahooYahoo MeneameMeneame FacebookFacebook TwitterTwitter

Aurora Israel         © Copyright 1995-2014
Director Arie Avidor         Aurora-Israel.co.il