Argentina refuerza la seguridad por la escalada de tensión entre EEUU e Irán

Post thumbnailBuenos Aires Foto ilustración: Herbert Brant Pixabay
Argentina reforzará la seguridad de sus aeropuertos y pasos fronterizos internacionales, así como de las dependencias estadounidenses en su territorio, confirmaron fuentes del Gobierno del país suramericano.

La orden llega tres días después de que el líder militar iraní Qasem Soleimani muriera en un atentado que dispuso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a raíz del cual Irán ha amenazado al país norteamericano con una venganza.

"Se ordenó reforzar los objetivos custodiados en nuestro territorio, los aeropuertos y las aerolíneas americanas (estadounidenses) que operen en ellos, y los pasos fronterizos internacionales", aseveraron desde el ministerio de Seguridad.

Argentina, un país que en 1994 sufrió un atentado con 85 víctimas en la asociación mutual judía AMIA en el que el principal sospechoso sigue siendo la República Islámica de Irán, sigue de cerca la escalada de tensión en Oriente Medio.

En 1992, otro atentado dejó 22 muertos en la Embajada de Israel en Argentina en Buenos Aires.

Las fuerzas de seguridad federales del país austral estarán a cargo del refuerzo en los lugares estratégicos para la defensa.

Asimismo, el Gobierno argentino, presidido por el peronista Alberto Fernández, aseguró haber tomado "contacto" con la Embajada estadounidense en Argentina para "estar a disposición de cualquier eventualidad o prevención necesaria".

"Apreciamos la colaboración por parte del Gobierno de Argentina sobre este asunto y esperamos seguir trabajando en conjunto para proteger la seguridad de los ciudadanos de ambos países", dijeron fuentes de la Embajada norteamericana.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, indicó en declaraciones al periódico Infobae que "por la historia de dos atentados" que tuvo Argentina, deben estar "en alerta" ante conflictos como el que ha surgido en los últimos días entre Estados Unidos e Irán.

Entre llantos y gestos de dolor y rabia, cientos de miles de iraníes abarrotaron las calles del centro de Teherán para clamar venganza contra Estados Unidos por la eliminación del poderoso comandante Qasem Soleimaní, elevado al estatus de mártir en Irán.

Los manifestantes gritaron "Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel, muerte a Al Saud (dinastía de Arabia Saudita)" mientras marchaban por la avenida Enghelab. EFE y Aurora