Arabia Saudita empieza a combatir el antisemitismo

Post thumbnailReunión con el ex general saudi Anwar Eshki (centro). Foto: Kneset
Arabia Saudita está tratando de combatir el antisemitismo en su reino, en un esfuerzo para preparar a la opinión pública para el restablecimiento de las relaciones con Israel, largamente presentado como un amargo enemigo.
Saham al-Kahtani, un famoso columnista saudí, escribió recientemente que las reiteradas descripciones despectivas de los judíos del Corán como los hijos de monos y cerdos, se refieren al periodo en el que el libro sagrado del Islam fue escrito, y no debe ser visto para referirse a todos los judíos contemporáneos.
Del mismo modo, Yasser Hijazi, columnista en el influyente periódico Al Riyadh (publicado en la capital del país), dijo que los árabes deben "dejar atrás su hostilidad y el odio de los judíos", según una traducción de sus comentarios publicados por el Instituto de Investigación Mediática de Oriente Medio (MEMRI).
Otro columnista, Ibrahim el Matroudi, se quejó que los saudíes y los árabes en general "insultamos a los judíos en lugar de estudiar su éxito y beneficiarnos de él".
Ahmed Adnan, columnista del influyente Al Arabiya, argumentó que los saudíes deben conversar con Israel de acuerdo con sus propios intereses nacionales y sin mediadores.
El cambio en el tono de la retórica saudí hacia Israel se produce a un año después de la firma del acuerdo nuclear entre Irán y potencias mundiales, y en el contexto de la guerra siria librada por su satélite chií Hezbollah y el dictador alawita Bashar Assad contra los suníes.
A finales de julio, visitó Israel Anwar Eshki, un general retirado saudí para dialogar con una delegación de académicos y empresarios que pretenden fomentar la discusión de la iniciativa de paz árabe-egipcio-saudí.