Arabia Saudita: 26 heridos por impacto de un misil hutí en un aeropuerto

Post thumbnailHutíes protestan contra la coalición saudita Foto: Henry Ridgwell VOA Wikimedia Domino Público
La coalición árabe liderada por Arabia Saudita anunció que al menos 26 civiles resultaron heridos por el impacto de un misil lanzado por los rebeldes chiíes hutíes contra el aeropuerto internacional de Abha, en el suroeste del país, informó la agencia SPA.

El portavoz de la alianza, Turki al Malki, aseguró que "a las 02.21 hora local impactó un misil hostil en la sala de llegadas en el aeropuerto internacional de Abha por el que pasan diariamente miles de viajeros y residentes de diferentes nacionalidades", según la agencia.

Explicó que debido al ataque, al menos 26 viajeros de diferentes nacionalidades resultaron heridos, entre ellos tres mujeres oriundas del Yemen, India y de Arabia Saudita, mientras que otros dos niños sauditas sufrieron lesiones.

Ocho de los heridos fueron hospitalizados para ser curados de heridas de distinta gravedad y los restantes 18 fueron tratados en el mismo aeródromo.

Además, hubo una serie de daños materiales en la sala del aeropuerto, indicó Al Malki sin dar más detalles.

Según la coalición, las autoridades militares "están trabajando para determinar el tipo de misil usado en el ataque terrorista" y "las milicias hutíes asumieron a través de sus medios de comunicación su total responsabilidad de este ataque terrorista, usando un misil crucero".

Anteriormente, el medio Al Masira, portavoz de los hutíes, reivindicó el ataque de un misil crucero contra el aeródromo de Abha, sin informar sobre víctimas.

Los hutíes, a los que Arabia Saudita acusa de estar tutelados por Irán, han aumentado sus operaciones contra el territorio saudita en las últimas semanas y en medio de un incremento de la tensión en el golfo Pérsico.

En paralelo, los rebeldes se habían retirado unilateralmente de los puertos vitales del mar Rojo de Al Hudeida, Salif y Ras Issa y entregado el control a guardacostas supervisados por la ONU, que media en esa zona para cumplir con lo establecido en el acuerdo al que llegaron las partes en conflicto el pasado diciembre en Suecia.

Sin embargo, este gesto no ha gustado al Gobierno yemení reconocido internacionalmente y al que apoya la coalición árabe.

El conflicto del Yemen estalló a finales de 2014, cuando los rebeldes hutíes ocuparon Saná y otras provincias del país y desalojaron del poder al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, que se exilió en Riad y trasladó la capital provisional del Gobierno a la ciudad yemení de Aden. EFE