Árabe israelí detenida tras unirse a un grupo terrorista en Siria

Post thumbnailCombatientes de Jabat al-Nusra. Foto: REUTERS / Stringer
El Servicio de Seguridad General (Shabak) arrestó el mes pasado una mujer árabe israelí, de 22 años, oriunda de la localidad de Makr, en la Galilea, sospechosa de haberse unido al grupo terrorista sirio Frente al Nusra, en marzo de 2018.

Ranwa Rasmi Muhammad Shanawi, fue detenida al regresar a Israel desde Siria, el 7 de marzo pasado, precisó el Shabak.

Ranwa Rasmi Muhammad Shanawi Foto: Shabak


Un tribunal de Haifa imputó a Shanawi por contactar un agente extranjero, intentar unirse a una organización terrorista, abandonar ilegalmente del país y robo. También fue acusada de atacar a un oficial de la policía cuando estaba detenida.

Durante su interrogatorio, se advirtió que Shanawi se había contactado con un ciudadano sirio, quien le sugirió que viajara a Siria para sumarse al Frente Nusra. Ella acordó motivada por su deseo de convertirse en mártir.

En marzo de 2018, Shanawi arribó a Turquía y de allí  cruzó a Siria, usando un documento de identidad falso. Para pagarse el viaje, Shanawi sustrajo aproximadamente 10 mil shekels (2.750 dólares) a su padre, según el acta de acusación.

En Siria, se sumó presuntamente al Frente al Nusra (Jabhat al Nusra), vinculado a Al Qaeda, y ocasionalmente al Estado Islámico. Allí fue detenida por los militantes del grupo. Tras ser liberada, pidió permanecer y activar en las filas de la organización; pero abandonó Siria en dirección a Turquía y de allí fue regresada a Israel.

“Los hallazgos de la investigación de Shenawi indican que conserva una ideología extremista, apoya fundamentalmente al grupo terrorista Estado Islámico y mantiene un profundo odio hacia los judíos”, concluye el Shabak.