Análisis: La llegada del embajador venezolano a Israel

Post thumbnailFoto: Alexcocopro [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)]
En medio de la difícil situación que atraviesa Venezuela, el presidente interino Juan Guaidó logró hacer en pocos meses lo que ningún otro político venezolano ha hecho en diez años: poder crear un puente entre dirigentes israelíes y venezolanos. Gracias a la Asamblea Nacional de Venezuela, se designó un embajador de forma constitucional en el Estado de Israel.

En diciembre del año 2008 Israel lanzó un operativo en la Franja de Gaza. A raíz de esto en el 2009, el difunto presidente Chávez expulsó al Embajador israelí Shlomo Cohen junto a su cuerpo diplomático. Desde entonces la relaciones entre ambos países llegaron a su punto más débil, en especial por el acercamiento del régimen venezolano a países como Irán, Siria y Turquía, que a lo largo de las últimas décadas poseen una política negativa con el Estado de Israel.

Tony Raichler


La llegada del embajador venezolano ocasionó en la comunidad venezolana en Israel una gran expectativa acompañada por mucha confusión e incluso varias críticas, pero lo más interesante en ella, es la designación del Rabino Pynchas Brener quien dirigió por varios años a la Unión Israelita de Caracas. Lo que sí es seguro es que esta nueva designación cambia totalmente el alejamiento político y social que existía entre Israel y Venezuela.

Brener, además de ser el Rabino de la Comunidad Judía en Venezuela, estuvo siempre relacionado con la política del país y mantuvo contacto con sus presidentes. Su larga carrera como figura pública y su estrecha relación con diferentes personalidades, lo llevaron a donde está hoy en día como representante del gobierno interino de Juan Guaidó.

Para poder analizar el tema de forma internacional y diplomática, hay que ser cuidadosos y precisos en los términos políticos y diplomáticos, ya que ambos son totalmente distintos.

A nivel político, el primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu reconoció a Juan Guaidó como el nuevo líder de Venezuela junto a Estados Unidos y otros 52 países. El dilema está en que, a nivel diplomático, Israel y Venezuela no poseen relaciones y esto obstaculiza el reconocimiento de la cancillería israelí al nuevo embajador venezolano al que le han dado el título de representante especial del presidente interino de Venezuela.

Al Rabino Brener le esperan varios desafíos como representante diplomático en Israel.

El primero será la unión y la organización de venezolanos en Israel, presionar a la cancillería israelí para obtener un estatus más firme, crear lazos con el gobierno israelí, cooperar con los distintos diplomáticos de América Latina y por último esperar un desenlace político en Venezuela que pueda ser favorable para él.

Ahora nos toca preguntarnos: ¿Será esta una nueva era para restablecer las relaciones entre ambas naciones? ¿Qué probabilidades hay que Israel coopere con él? ¿Cuáles serán sus objetivos acá en Israel? ¿Qué esperan los venezolanos de él?