Alertan de xenofobia y racismo en la conmemoración del Holocausto en Ecuador

Post thumbnailFoto: Asamblea Nacional de Ecuador
Varias autoridades de Ecuador alertaron del aumento de las conductas xenofóbicas y racistas en el mundo durante la conmemoración del Día Internacional en memoria de las víctimas del Holocausto en la Asamblea Nacional (Parlamento).

El coordinador residente del Sistema de la ONU, Arnaud Peral, y el presidente de la Comunidad Judía en Ecuador, Abraham Pagoda, destacaron que, para evitar que acontecimientos como la Shoá vuelvan a ocurrir, es necesario respetar los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su condición, raza, religión o idioma.

Durante el acto, Peral aseguró que es necesario "estar siempre alerta" ya que "la barbarie está siempre cerca (...), en todos los lugares, en todo momento" y que esta empieza "con casos de xenofobia y discriminación ante los cuales se cierran los ojos de manera cómplice".

Aunque ninguno de los ponentes mencionó explícitamente el caso venezolano, los discursos aludieron a los recientes ataques xenófobos que ha experimentado esa comunidad migrante.

La ONU, en un mensaje de su secretario general, António Guterres, también advirtió de que este año se conmemora este día, efemérides de la liberación del campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau, "en medio de un alarmante aumento del antisemitismo".

Este incremento del rechazo a la comunidad judía también fue compartido por Vigoda, que ve "con mucha preocupación" cómo las últimas estadísticas reflejan un aumento del antisemitismo del 69 por ciento en Europa.

Indicó que este crimen de odio no solo está en aumento contra el pueblo judío, sino también, "en general contra diferentes razas, credos y nacionalidades".

En el acto, que por primera vez en siete años se llevó a cabo en la sede del Legislativo nacional, se encendieron seis velas en memoria de los seis millones de judíos que fueron asesinados por la barbarie nazi, y de las personas que acogieron a los refugiados judíos y actos de resistencia por parte de estos durante la Segunda Guerra Mundial, de la que este año se conmemora su 80 aniversario.

Seis mujeres sobrevivientes que residen en Ecuador fueron las encargadas de encender cada una de las velas, mientras un grupo musical del colegio Alberto Einstein de Quito interpretaba una composición creada por uno de sus alumnos para la ocasión.

Una de ellas fue Sida Baier, de 80 años y natural de Chernivitsi, hoy Ucrania, que vino a Ecuador en 1957, para quien conmemorar este día "es duro" porque se reviven los peores momentos de su vida.

Aunque ahora vive "con seguridad y tranquilidad" en el país andino, recordó un dicho judío según el cual "cuando más se le cocina al huevo, más duro se pone", en relación a rememorar cada año lo sucedido durante la Shoá.

Para Eva Ehrenfeld, que logró escapar del campo de concentración de Auschwitz en donde la internaron con quince años, este día es recordar lo que le sucedió en su adolescencia, en el llegó a ver cómo una amiga suya era asesinada por los alemanes durante la ocupación de su ciudad en Eslovaquia oriental.

"Primero hicieron un gueto, luego nos retuvieron en una fábrica de ladrillos y ya de ahí vinieron los vagones de tren para llevarnos a Auschwitz", relató Ehrenfeld, que permaneció durante seis meses en ese campo de concentración.

Estudió en Budapest, y antes de recalar en 1948 en Ecuador, quiso ir a Israel pero asegura que no le resultó, "porque los ingleses llevaron a la gente a Chipre, y no dejaban entrar a la gente fácilmente" al estado recientemente creado. EFE