Aerolínea El Al suspende el 87 % de su personal y reduce los vuelos

Post thumbnailFoto: b1-foto Pixabay
La aerolínea nacional israelí El Al ha hecho un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) o suspendido los contratos de 5.500 de sus 6.300 empleados por la crisis del coronavirus, que ha reducido drásticamente los vuelos de entrada y salida a Israel.

El permiso no retribuido implica en la práctica una suspensión de empleo y sueldo que se prolongará hasta el próximo 31 de mayo y afectará a alrededor del 87 % de su plantilla.

La compañía -que también transporta en sus aviones el 35 % del total de las importaciones y exportaciones aéreas de Israel- ha sufrido importantes pérdidas económicas estas últimas semanas por la emergencia del COVID-19, y ahora solo mantiene operativos los vuelos con destino a cinco ciudades: Nueva York, Toronto, París, Londres y Johanesburgo.

El Ministerio de Finanzas le exigió recortar sus costos anuales en unos 200 millones de dólares mediante despidos y reducciones de salarios. También deberá pedir un préstamo bancario de unos 700 millones de dólares.

La pandemia del coronavirus ha hecho que el Gobierno adopte estrictas medidas para contener su propagación estas últimas semanas, lo que ha supuesto un bloqueo parcial de la vida cotidiana y la actividad económica del país, que registra más de 430 contagiados.

Israel prohibió la entrada a extranjeros que no tengan residencia propia en la que pasar los 14 días de cuarentena que impone a cualquiera que llega al país, lo que redujo a cero la llegada de turistas.

Las restricciones también afectan al mundo laboral: el Ejecutivo ha ordenado una reducción del personal en el sector privado del 70 %, salvo en establecimientos de primera necesidad como mercados, farmacias, hospitales, bancos o industrias productivas.

Bares, restaurantes, espacios culturales y otros negocios del ocio también permanecen cerrados, lo que está afectando gravemente a la economía del país, que ha rebajado sus expectativas de crecimiento anual al 0 %.

Entre otras medidas de estímulo, el Ministerio de Finanzas ultima un plan que prevé subsidios de desempleo para quienes se hayan visto obligados a una excedencia sin sueldo y permitirá el retraso de los pagos a autónomos y propietarios de PYMES.EFE y Aurora