Abbas: “Israel es un proyecto colonial, no tiene nada que ver con los judíos”

Post thumbnailMahmud Abbas Foto: Kremlin.ru CC BY 4.0
El presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas, manifestó durante una reunión del Consejo Central de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), que “los europeos querían traer aquí a los judíos para preservar sus intereses en la región. Pidieron a Holanda, que tenía la flota más grande del mundo, que traslade a los judíos".

Al referirse a la Declaración Balfour, de 1917, que en abogaba por un hogar nacional para el pueblo judío, Abbas aseveró que "Israel es un proyecto colonial que no tiene nada que ver con los judíos".

Abbas también arremetió contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien afirmó que tiene la intención de cortar la ayuda estadounidense a los palestinos por su negativa a regresar a las negociaciones de paz. "Veo un mensaje en Twitter", expresó Abbas y citó: "No daremos dinero a los palestinos porque se niegan a negociar".

Abbas maldijo al presidente norteamericano: "Que tu casa se venga abajo" (un epíteto árabe).

“¿Dónde me ofreciste eso? ¿Por teléfono? ¿Por televisión?”

El discurso de Abbas tuvo lugar en la conferencia del Consejo Central de la OLP, en Ramallah. El Consejo es el segundo cuerpo más importante de la OLP y fue convocado tras el reconocimiento del presidente Donald Trump de Jerusalén como la capital de Israel.

En un principio, los grupos terroristas Hamas y Jihad Islámica Palestina, que no son miembros de la OLP, se disponían a asistir al evento; pero luego decidieron boicotearlo según dijeron para no "servir de cortina de humo", y debido al estancamiento del proceso de reconciliación palestina.

Abbás, líder de la OLP, suele habitualmente lanzar sus dardos contra Declaración Balfour, calificándola de la "raíz del crimen" contra el pueblo palestino. Hace un año y medio, Abbas pidió a la Liga Árabe que ayude a los palestinos a demandar a Gran Bretaña por la Declaración Balfour que abogaba por la creación de un hogar nacional judío y que, según la narrativa palestina, condujo a la “Nakba” (“catástrofe” en árabe) de la guerra de 1948.

Abbas dedicó gran parte de su discurso a Jerusalén, diciendo: "Es cierto que Jerusalén no tiene la Kaaba (una estructura en la Meca considerada como el sitio más sagrado del Islam), pero fue la primera dirección hacia donde se dirigió la oración y el tercer lugar más sagrado para los musulmanes”

"Jerusalén es nuestra capital eterna", declaró Abbas, "pase lo que pase. Es por esta razón que estamos reunidos aquí para defenderla. ¿Abu Dis como capital? Estamos listos. Aquí nos quedaremos. No cometeremos nuevamente los errores del pasado de 1948 y 1967. Jerusalén y al Aqsa, de las cuales habló Mahoma, son uno de los sitios más sagrados después de La Meca y Medina".

Sobre el reconocimiento estadounidense de la Jerusalén como la capital de Israel, Abbas aseveró que "Jerusalén ha sido retirada de la lista con un rápido mensaje de Twitter del Sr. Trump".

"Sin embargo, estamos aquí para quedarnos. No vamos a abandonar nuestros pueblos. Esta es nuestra tierra. No vamos a aceptar órdenes de nadie. Estamos apegados a nuestro pueblo, a nuestra tierra. Le decimos a Trump, no vamos a aceptar tu acuerdo. El acuerdo del siglo se convirtió en la bofetada del siglo", bromeó Abbas.

Abbas también comentó las conversaciones mantenidas con el entonces primer ministro, Ehud Olmert, en la década anterior. "Me dijeron que querían permanecer en las fronteras orientales durante cuarenta años más. Soy viejo, así que pensé que había oído mal."¿Quieres decir cuatro años? Pregunté. Me respondió cuarenta años. Entonces, le dije adiós", contó Abbas.

"Continuaremos el diálogo con los israelíes porque es útil. Algunos en el público israelí están a favor de la paz y otros se oponen. Siempre he sido un defensor de ella, ya en 1977 en la reunión del Consejo Nacional en El Cairo. ¿Con quién queremos la paz? Con Israel. Incluso si [el primer ministro Biniamín] Netanyahu no lo está".