Abbas afirma que seguirá pagando "hasta el último céntimo" a los terroristas y es aplaudido en la ONU

Post thumbnailFoto: REUTERS / Lucas Jackson
El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, pronunció este jueves un discurso frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

Durante sus declaraciones, Abbas se refirió a una promesa electoral de Netanyahu que dijo que anexaría el Valle del Jordán a Israel y afirmó que si cumplen con esto, la Autoridad Palestina anularía todos los acuerdos que tiene con Israel.

El presidente palestino anunció también que, tras regresar de la ONU, convocará a elecciones generales palestinas, aunque no aclaró si estas incluirían solo al parlamento o también el cargo presidencial. Abbas ocupa el cargo de presidente de la Autoridad Palestina desde hace 14 años, a pesar de que había sido electo para un período de cinco, a pesar de haber afirmado durante su discurso que "creemos en la democracia como base para la construcción de nuestro estado y nuestra sociedad".

Abbas también se refirió al pago que realiza la Autoridad Palestina a los terroristas que perpetraron atentados contra Israel y prometió que su gobierno seguirá efectuando estos pagos: "Incluso si tuviera un solo céntimo, lo daría a las familias de los mártires, los que están presos y los héroes".

Las palabras de Abbas sobre el pago a los terroristas fueron respondidas en la Asamblea General de la ONU con aplausos.

Asimismo, se refirió al proceso de paz con Israel y afirmó que la Autoridad Palestina está comprometida con la solución de dos estados. Abbas también acusó a Netanyahu de rechazar la propuesta de negociación con mediación rusa, algo que Israel rechazó al considerar que EEUU debía mantener su rol tradicional como mediador de las conversaciones de paz entre las dos partes.

Abbas hizo un llamado a convocar a una conferencia internacional para avanzar en el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

El presidente palestino también atacó al gobierno de los Estados Unidos por sus "medidas ilegales y agresivas", refiriéndose al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y el traslado de la embajada, "Jerusalén es parte de la herencia religiosa de los musulmanes y seguirá siendo la capital eterna del pueblo palestino".