25 legisladores internacionales firman en Israel un compromiso "contra el boicot al pueblo judío"

Post thumbnail

En una visita histórica a Israel organizada por la organización Israel Allies Foundation (Fundación Aliados de Israel), 25 parlamentarios de todo el mundo acudieron al estado judío para mostrar su apoyo a Israel, su rechazo al boicot y denunciar la política de la Unión Europea de etiquetar los productos israelíes fabricados en Jerusalén, Judea y Samaria o los Altos del Golán.


Durante una emotiva jornada donde visitaron distintas localizaciones en la región bíblica de Judea y Samaria, los diplomáticos firmaron una declaración bajo el lema “nunca más las naciones se mantendrán en silencia ante los boicots contra el pueblo judío”.


Leopoldo Martínez, Director para América Latina de la Fundación Aliados de Israel, aseguró en diálogo con Aurora que "en los últimos meses hemos visto un fortalecimiento de las relaciones de Israel con la región. En este aspecto podemos destacar casos como el de Bolivia en el que el gobierno interino anunció hace pocos días su intención de restablecer las relaciones diplomáticas con Israel".


Martínez añadió que "igualmente, el hecho de que el presidente electo Alejandro Giammattei haya inaugurado nuestra conferencia anual en Jerusalén y que en su discurso invitó a que la próxima conferencia del Programa de América Latina de la Fundación Aliados de Israel se realice en la Ciudad de Guatemala, es algo que resalta aún más el rol que la Fundación ha jugado en el fortalecimiento de las relaciones entre Israel y América Latina"


Edgar Palacio Mizrahi, senador colombiano del partido Colombia Justa Libres, declaró a Aurora que venir a Israel es “muy importante porque nos convoca la civilización occidental. La diferencia entre la barbarie y la civilización es el código moral. Israel aportó a la humanidad los valores que conforman la cultura occidental, lo que se conoce como cultura judeocristiana. Esa cultura permitió el desarrollo de la democracia, derechos humanos, libre mercado, igualdad o justicia.




El Senador Palacio Mizrahi

Además, Mizrahi añadió que “es importante consolidar esa alianza entre Israel y occidente por raíces históricas. Y fortalecer la democracia en Oriente, porque es la única democracia con elecciones en esta región”. Por último, indicó que “el Boicot contra Israel creo que no terminará. Nosotros trabajamos para fortalecer las relaciones comerciales, culturales y de identidad entre Colombia e Israel”.


El diputado argentino Waldo Wolff, del partido Cambiemos, afirmó a este diario que “en mi carácter de judío y además actor de la política argentina tengo muy clara nuestra identificación con Israel como centro de nuestra vida espiritual. El mundo se cree con derecho de opinar sobre Israel con más vehemencia que sobre cualquier otro país y cuestionar sus decisiones de gobierno”.


Además, reafirmó su compromiso con el estado judío: “siempre que puedo, vengo. Israel es el centro de la vida espiritual judía, Jerusalén su capital eterna e indivisible, y al que no le gusta, lo lamento”.


El domingo, los asistentes, entre los que destacaba la presencia de Julio Borges, ministro de exteriores del presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó, fueron recibidos en la sede del consejo regional de Samaria, ubicado en el parque industrial de Barkan.


En un desayuno, se expuso a los participantes que “es muy conveniente para los palestinos trabajar aquí, está cerca y no tienen que cruzar a Israel. Una vez trabajan aquí, reciben beneficios laborales israelíes, y buenos salarios que triplican a los de la Autoridad Palestina, donde hay mucho desempleo”.


A continuación, el presentador recordó que “estas fábricas son atacadas por el movimiento BDS para no comprar sus productos, y sufren también de persecución en países europeos que pretenden castigarlas. La mayoría de quienes promueven esto no vinieron como ustedes a visitarlo y a conocer los hechos sobre el terreno, sino que son motivados por organizaciones anti-israelíes”.


Los asistentes estuvieron a las afueras de una de las fábricas de la zona industrial, donde el año pasado se produjo el trágico atentado terrorista a manos de un palestino armado con un fusil, que asesinó a dos trabajadores israelíes: Kim Levengrond y Ziv Hajbi. Frente a una pancarta con el rostro de su hijo, la madre de Ziv recordó aquel trágico día: “vino a trabajar un domingo, y mientras estaba frente a su mesa, fue disparado por un terrorista con nada más que odio en su corazón. Ziv fue disparado por ser judío”.


“Era un marido adorable y un padre de tres niños, la familia era lo más valioso en su vida. Modesto, sensible, con un corazón de oro”. Entre aplausos de los asistentes, la madre reclamó:  “Nada lo traerá de vuelta, pero debemos pararlo. Nadie debe perder a su hijo así. Las familias afectadas pedimos a la Unión Europea que deje de promocionar y financiar a terroristas y sus familias”.



También se dirigieron a los legisladores el diputado del Likud Miki Zohar y el director del consejo regional de Samaria Yossi Dagan, que recordó la importancia estratégica de la región visitada por la comitiva: “el consejo de Samaria es grande, somos el 12% del estado. Tenemos comunidades y áreas industriales, agricultura, escuelas, guarderías, etc. Y nunca olvidamos que Samaria es el área bíblica de Abraham, Itzhak, y Jacob, Ezequiel y Amos. Estamos construyendo el futuro de Israel”.


Dagan hizo hincapié en la nueva amenaza que, a su criterio, enfrenta el estado judío: “estamos ante una nueva guerra. Antes, los líderes árabes trataban de destruirnos con tanques y aviones. Ahora, tras entender que las FDI es el ejército más fuerte, gracias a Dios, tratan de destruirnos con la guerra de las mentiras, la deslegitimación y boicot. Un nuevo antisemitismo”.


Desde la Unión Europea rechazaron que la legislación constituya apoyo alguno a un boicot a Israel: “Todos los productos en el mercado europeo deben estar correctamente etiquetados para no confundir a los consumidores. La decisión de marcar los productos producidos de asentamientos ilegales en territorios ocupados se basa en la legislación vigente, no consideraciones discriminatorias”, indicó la UE.


Tras la firma del histórico compromiso contra el boicot, Josh Reinstein, Presidente de Israel Allies Foundation, aclaró que “en este parque industrial es donde la paz real se está logrando”.


La comitiva se dirigió luego a un almuerzo en la comunidad de Elon Moreh, donde escucharon de primera mano el testimonio de Leah Goldin, madre del soldado Hadar Goldin, muerto en combate en la guerra de Gaza de 2014, y cuyos restos mortales siguen en manos de Hamás.


“Mis dos hijos entraron a Gaza como oficiales para luchar la operación Margen Protector, tras el lanzamiento de cientos de misiles por parte de Hamás. El hermano de Hadar entraba y salía a rescatar a soldados heridos y muertos, así como palestinos que usaba Hamas como escudos humanos. Hadar se dedicó como ingeniero a la destrucción de los túneles. En un alto el fuego que Hamás violó, atacó a su unidad, y secuestraron a Hadar en un túnel hasta el día de hoy, y ya pasaron 5 años y 4 meses”, dijo ante la visible emoción de los presentes, a quienes exigió hacer un esfuerzo adicional para lograr hacer presión internacional sobre el grupo terrorista y que retornen finalmente el cuerpo sin vida de su hijo.




Leah Goldin

Para terminar el recorrido del domingo, la comitiva acudió a una visita a los viñedos de la comunidad de Psagot, afectada por la nueva política de etiquetado de productos europea.


Además, la agenda de los parlamentarios incluye encuentros con el primer ministro Benjamin Netanyahu, así como los parlamentarios Yair Lapid, Moshe Ya’alon o Gideon Sa’ar.