Comité legislativo israelí reconoce por primera vez el genocidio armenio

Post thumbnailFoto: Near Wast Relief
El comité de Educación, Cultura y Deportes del Parlamento (Kneset) reconoció el genocidio armenio en una declaración que pretende sea aprobada en el pleno de la Cámara, informaron fuentes oficiales.

"Nada justifica una situación en la que los judíos no reconozcan la persecución y el genocidio", dijo Zehava Galón, diputada y líder del partido pacifista Meeretz, impulsor de esa iniciativa que fue aprobada por el comité.

"La Kneset tendrá que encontrar el momento para reconocer de una vez por todas toda la injusticia que se ha hecho al pueblo armenio", añadió.

El presidente del comité en el que fue aprobada la medida, Yaakov Margi, declaró que es una "obligación moral reconocer el holocausto de la nación armenia".

El presidente del Parlamento, Yuli Edelstein, se pronunció en el pasado a favor de someter una declaración de este tipo a votación en la Cámara y se ha mostrado optimista de que será aprobada.

La declaración aprobada en el comité supone un cambio en la tradicional negativa israelí a reconocer el genocidio armenio, que se debe en parte a su voluntad de no afectar de manera negativa las relaciones con Turquía.

Recientemente Israel ha tratado de reconstruir sus relaciones con ese país, muy deterioradas desde el abordaje de comandos marinos israelíes a la Flotilla de Gaza que trataba romper el bloqueo al enclave costero controlado por el grupo terrorista palestino Hamás, en 2010, en el que murieron nueve ciudadanos turcos.

El pasado mayo el presidente, Reuvén Rivlin, también aseguró que su país "está obligado moralmente" a reconocer el genocidio (aunque evitó utilizar ese término) y aseguró que son hechos que "no se pueden ignorar", durante una visita a la Iglesia Apostólica Armenia de la ciudad vieja de Jerusalén.

Oficialmente Israel se ha negado a calificar de "genocidio" las masacres de armenios cometidas por los turcos entre 1915 y 1918 por considerar que se trata de un asunto que deberían resolver ambas partes.

De acuerdo con diversos cálculos, entre medio millón y dos millones de armenios fueron asesinados a manos del Imperio Otomano, lo que es considerado por muchos historiadores el primer genocidio u "Holocausto" de la era moderna.

Desde hace décadas, intelectuales, diplomáticos, ONG, periodistas y políticos israelíes exigen a las autoridades una clara posición pública al respecto, independientemente de las relaciones con Turquía, afectadas en los últimos años por altibajos constantes.

También el predecesor en el cargo de Rivlin, Shimón Peres, expresó abiertamente su posición favorable al reconocimiento de la matanza de armenios como "genocidio", si bien ambos han mantenido la línea oficial y declinan emplear ese término. EFE y Aurora